Pocos grupos están tan igualados como este grupo F. Cualquier gol de diferencia puede ser el motivo de una eliminación, y hoy se enfrentan la favorita del grupo frente a la que puede ser la revelación.

Marruecos tiene que rascar puntos

Ya no tanto por el hecho de sumar puntos, que lógicamente también, pero el partido frente a Bélgica tiene que servir para hacer perder puntos a los de Robert Martínez, siempre a la espera de los resultados del partido entre Croacia y Canadá. Si Marruecos logra sacar un punto, con los tres puntos frente a Canadá y con una victoria belga en la última jornada pasaría de fase de grupos. Lógicamente, en caso de victoria, se posicionaría con todo a favor para pasar de fase de grupos, incluso como tercera, y pondría el grupo patas arriba. Por el otro lado, de perder, se complicaría demasiado el pase a la fase eliminatoria, dependiendo de Bélgica en la última jornada y ganar ellos, además de contar con la ventaja de goles.

Bono haciendo una parada decisiva frente Croacia. Fuente: Diario AS

La diferencia de goles es clave

Como ya hemos visto, este grupo será de lo más ajustado del Mundial, por lo que la diferencia entre el primero y el tercero será de pocos puntos. Para ello, la diferencia de goles será un factor determinante que hará que Bélgica y Marruecos busquen conceder los mínimos y convertir los máximos.

Último encuentro entre ambos

Bélgica y Marruecos se enfrentaron en el Mundial de EEUU en 1994. El partido acabó con victoria belga por 1-0. En los años 1999 y 2008, también hubo partidos amistosos entre estas dos selecciones, con una victoria marroquí por 4-1 y otra belga por 4-0.

Marruecos vs Bélgica en el Mundial de 1994, EEUU. Fuente: FIFA

Posibles alineaciones

Bélgica: Courtois; Dendocker, Alderwireld, Verthongen; Witsel, Tielemans, Castagne, De Bruyne, Hazard, Carrasco; Batshuayi

Marruecos: Bono; Hakimi, Aguerd, Saïss, Mazraoui; Amrabat, Ounahi, Amallah; Zyiech, En-Nesyri, Boufal

Jugadores a destacar

Por parte del combinado africano, la principal figura, aunque puede tener alguna molestia en el isquiotibial, es Achraf Hakimi. Por el otro lado, la figura de Bélgica y del partido, es Kevin de Bruyne, el enganche del Manchester City que lidera a su equipo y selección en posesión de balón y en ataque.

Kevin de Bruyne con el brazalete de capitán de Bélgica. Fuente: SPORT

Biel Macià Rodríguez.

 

Footer
Artículo anteriorLas Palmas 3-1 Tenerife: La Unión Deportiva se lleva el primer derbi de la temporada
Artículo siguienteJapón-Costa Rica: Enfrentamiento a vida o muerte entre ticos y nipones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí