Hoy domingo se juega a las 21h el penúltimo partido de la jornada 24 de liga, en el que se enfrentan el Villarreal contra el Athletic de Bilbao. Los entrenadores de ambos equipos, Emery y Marcelino, ya se habían enfrentado en sus etapas pasadas en otros equipos de España incluyendo la segunda división.  

¿Cómo llega el Villarreal?

En su último partido, los de Emery ganaron por 0-2 en el campo del Salzburgo en la Europa league. Esto les debería dar moral para afrontar este partido, sin embargo, en lo que a la dinámica de La Liga se refiere, hay que remontarse al 8 de enero para ver la última victoria del Villarreal en liga. El submarino amarillo busca salir de esta mala racha ganando hoy, aunque no va a ser fácil.

Emery tiene una buena relación con Marcelino y sabe que el partido va a ser bonito pero exigente según sus declaraciones. El equipo va a intentar mostrar su mejor nivel buscando los huecos de la defensa bilbaína con su mejor once aunque teniendo en cuenta las bajas. De esta manera podría empezar una racha positiva. En el aspecto de las lesiones, el entrenador ha dejado en el aire que es posible que se vea a Étienne Capoue en el campo pero que lo más seguro es que inicie el partido de suplente.

Los jugadores del Villarreal celebrando un gol.
Fuente: Sevillismo

¿Cómo llega el Athletic?

En cuanto a moral llegan bien, ya que en su último partido en La Liga ganaron por 0-4 en el campo del Cádiz. Además están más descansados, ya que no han tenido ningún partido durante la semana. Marcelino sabe bien el potencial de los equipos de Emery y por ello sacará una alineación fuerte para poder controlar el partido y atacar. El Athletic quiere seguir cosechando triunfos y escalar posiciones en la clasificación liguera. Marcelino ha encajado muy bien en el equipo y ha conseguido hacer lo necesario para conseguir un equipo fuerte y como él pretendía.

El Athletic celebrando un gol en el Carranza.
Fuente: aupaAthletic.com

En definitiva, ambos entrenadores saben que va a ser un partido difícil y muy bonito de ver, lo que hace más interesante la victoria. Ambos conjuntos intentarán desplegar su mejor fútbol frenando las acometidas del otro. Va a transcurrir un partido muy exigente que ganará el que menos fallos cometa y por ello exige un alto nivel de concentración; tanto en defensa como en ataque.

Artículo anteriorFinal por la permanencia
Artículo siguienteEl Barça no levanta cabeza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here