Los rojillos acumulan ya 8 goles encajados a balón parado en los 13 partidos que llevamos esta temporada.

Una aspereza a limar

Osasuna Promesas está realizando una gran actuación en su regreso a la que sería 2ªB, que ahora se denomina Primera RFEF. Los de Santi Castillejo marchan en quinta posición, dejando buenas sensaciones, venciendo a grandes equipos de la categoría y superando las expectativas, con creces, que se ponían a principios de temporada sobre ellos. Aún así hay algo que no está funcionando bien y que le está costando muchos puntos a los rojillos. Ello es, el balón parado.

En las 13 jornadas disputadas se ha demostrado que estas jugadas son el talón de aquiles para los rojillos y es que, 8 de los 14 goles encajados hasta la fecha, han llegado en una jugada a balón parado, lo que supone que más de los goles que encaja el Promesas es debido a ello. Son unos datos que, sin duda, hay que remediar, ya que en esta categoría donde hay tan buenos equipos y anotar goles no es nada fácil, el conceder tantos goles a balón parado te dificulta mucho el llevarte los partidos y es ahí donde estos se acaban decidiendo.

Imagen del tanto del Calahorra a balón parado a Osasuna Promesas
Fuente: Twitter del Calahorra

Para darle la vuelta a este problema tendrá que analizar,  el cuerpo técnico, donde falla el equipo a la hora de defender un corner o una falta, si hay que cambiar el tipo de marcaje o cubrir más el primer o segundo palo entre otras cosas. Asimismo, analizando los goles encajados ya mencionados, podemos observar que 5 de los 8 goles encajados a balón parado han sido en el segundo palo, 2 goles en el primer palo, 1 de falta directa y 5 de los 8 goles en segundas jugadas que han sido precedidas de una ocasión en contra a balón parado. Por lo que, podemos concluir que donde más carencias existe es en el segundo palo.

En definitiva, conviene empezar a poner el foco en este tipo de jugadas para reducir, así, el número de goles encajados y optar a resultados tan buenos o mejores de los que están cosechando Osasuna Promesas en este inicio liguero.

Daniel Arangay Martínez 
Footer
Artículo anteriorN’Diaye, de vuelta a la oficina
Artículo siguienteAhora no se puede fallar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí