El Barça recupera sensaciones justo antes de afrontar la fase clave de la temporada

El Fútbol Club Barcelona se enfrentó ayer al Sevilla en el Ramón Sánchez Pizjuán. Los de Koeman venían arrastrando una pésima racha que se terminó en la victoria que el conjunto azulgrana logró cosechar ante los de Lopetegui. El cambio en el sistema y la implicación de los jugadores nos permitió ver una versión del Barcelona que si sigue así pueden cambiar las cosas de cara al final de la temporada.

El cambio del sistema

Una de las claves por las que el Barça pudo dominar el encuentro de principio a fin fue el cambio de formación que propuso Koeman. El conjunto catalán nos tenía acostumbrados al clásico 4-3-3, que en un inició pareció que iba a funcionar, pero a medida que los partidos avanzaban iba perdiendo efectividad. Ayer Koeman decidió volver a intentarlo con el 5-3-2, una alineación que el técnico Holandés ya había usado antes. La formación en sí permitió solucionar problemas como: la debilidad en defensa, las carencias defensivas de Dest, la dificultad de Busquets cuando debía bajar para recuperar posición y la ineficacia ofensiva que estaba arrastrando el equipo.

Dembélé celebrando su gol ante el Sevilla FC. Fuente: Twitter

Recuperación de sensaciones en el momento clave de la temporada

Tras el partido jugado en Sevilla, el Barça debe afrontar, en estos dos meses venideros, la parte clave de la temporada. En unos días el conjunto catalán debrerá volver a jugar contra los de Nervión, esta vez el partido será diferente, ya que, los culés se verán obligados a remontar un marcador adverso por 0-2. Pese a eso, la victoria de ayer y el buen juego podría hacer que los de Koeman lograrán otra de sus remontadas épicas.
Una vez concluido el partido ante el Sevilla, los culés ya deberán empezar a pensar en el partido de vuelta de los Octavos de final de la Champions League ante el PSG. Para pasar de ronda los culés necesitarían una victoria por 4 goles, un hecho que hoy por hoy es casi imposible.
En la Liga la situación es complicada, pero viendo el mal momento del Atlético y que al Barça todavía le queda jugar contra todos sus rivales directos, no creo que esto esté sentenciado.

Los jugadores del Barça celebrando el tanto de penalti de Leo Messi ante el PSG. Fuente: FC Barcelona

¿Debería el Barça seguir apostando por esta formación?

Está claro que el rendimiento que el nuevo sistema ha dado es muy positivo. Pero creo que aún es temprano para extraer conclusiones. En 3 días el Barcelona se enfrentará de nuevo al Sevilla y pese a que el factor sorpresa ya no sea fundamental, personalmente, creo que Koeman debería seguir apostando por esta nueva formación.
Lo que está claro es que el Fútbol Club Barcelona tiene por delante varios meses claves, en los que se va a ver si esta temporada pasará a la historia o se quedará en una amarga temporada de reconstrucción.

Pau Osorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *