El Atlético de Madrid tiene que resolver el dilema del futuro del canterano del conjunto colchonero. Hasta el 5 de octubre pueden pasar muchas cosas, pero el futuro de Mollejo depende de un solo jugador, Thomas Lemar. Y si, o Mollejo o Lemar, esos son los planes de la entidad colchonera.

Lemar llegó al club después de desembolsar 70 millones de euros, y tras una llegada estelar en una Supercopa de Europa, se fue diluyendo poco a poco. Los números son muy pero que muy pobres, tan solo 3 goles y 6 asistencias en 2 años.

Por la otra parte Victor Mollejo, es natural del club y tras debutar con el primer equipo, salió cedido al Deportivo de la Coruña en busca de minutos. En Riazor, no paso desapercibido y tras la bochornosa campaña del Deportivo, fue de lo poco salvable del Deportivo, aportando 6 goles y 3 asistencias.

La idea del Atlético es desprenderse del francés, el cual no ha encajado en el club y en el sistema del «cholo», es hacer caja y dar desarrollo a la carrera del canterano, pero todo esto no es nada fácil. El club ha puesto en el escaparate al francés, pero no es nada fácil llegar a un acuerdo por el jugador, debido a las cantidades económicas, las cuales no se acercan a las que el Atlético pagó por el hace dos años y esto no gusta en el Wanda Metropolitano.

Por lo que el futuro de Victor Mollejo en Madrid pasa por una venta del francés, la cual si no se produce, el Atlético de Madrid buscaría una posible cesión para dar continuidad al desarrollo de Mollejo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here