Más allá del triunfo del Liverpool en la Community Shield, el conjunto de Klopp han iniciado la Premier con mal pie, con dos empates ante dos equipos que a priori no estarán compitiendo con ellos a final de año.

Así se empiezan a perder las ligas

Si algo se sabe de la Premier League es que es una liga muy exigente. La prueba está en que los últimos campeones de la competición de la regularidad en Inglaterra ha ganado la liga sumando muchos puntos, la liga europea en el que el campeón suma más puntos de media. En los últimos 5 años, el campeón de liga ha obtenido a final de año entre 86 puntos (el City hace 2 temporadas) y los 100 (los propios «cityzens» en la 17/18). Esto deja claro que esta liga se juega a muchos puntos y algunos perdidos por el camino son de los cuales luego se acuerdan equipos que perdieron la liga por diferencias mínimas (ya le pasó al Liverpool el año pasado).

En la temporada pasada, Liverpool y Manchester City se disputaron el título en una intensa batalla que se terminaron llevando los de Guardiola por 1 solo punto. Lo que marcó la diferencia fue una peor primera vuelta para los de Klopp y el empate en la jornada 36 frente al Tottenham en casa con todo a favor para ganar. Si este año el conjunto de Anfield quiere seguir la estela de los «Cityzens» deberán empezar desde ya a sumar.

Son celebrando el gol que adelantaba al Tottenham en Anfield, partido decisivo para el título de la temporada 21/22. Fuente: Theguardian.com

Dos pinchazos sorprendentes

El inicio de Premier del Liverpool era aparentemente sencillo ya que no tenía compromisos contra ningún miembro del «Big Six», el primer partido sería fuera frente al Fulham y el segundo sería en casa ante el Crystal Palace.

El primer choque liguero para los «reds» fue en Craven Cottage, estadio del recién ascendido Fulham. El partido ya se le complicó de inicio al equipo con un gol de Mitrović a los 22 minutos. Empató Darwin Núñez en la segunda mitad pero se volvieron a adelantar los locales gracias a un tanto de penalti del delantero serbio. El empate lo firmó Salah en una jugada un tanto afortunada.

Aleksandr Mitrović celebrando uno de sus goles frente al Liverpool. Fuente: As.com

El segundo choque fue el choque del lunes que enfrentó en Anfield a Liverpool y a Crystal Palace. Los «reds» empezaron con mucho dominio pero se adelantarían sorprendentemente los «eagles» con un gol de Zaha a la contra. Empatarían los de Klopp en la segunda mitad con un señor gol de Luis Díaz salvando un punto con un hombre menos por la expulsión de Darwin Núñez.

Darwin Núñez hablando con el árbitro tras ser expulsado frente al Crystal Palace. Fuente: AFP

Aunque la lista de bajas sea extensa (a la que se le suma la sanción de tres partidos de Darwin Núñez) y las sensaciones no acaban de ser las que el técnico alemán desearía, confían en el potencial que tienen ya que el choque frente al City en Community Shield demostró lo bien estructurado que está el conjunto del Mersey. Si quieren seguir el ritmo del equipo de Guardiola, club que parece el máximo aspirante al título, ganar empieza a ser obligatorio.

Footer
Artículo anteriorLa resurrección del United pasa por Madrid
Artículo siguienteMunir cerca del Getafe
Biel Sevilla Serrano
Muy amante del fútbol y del deporte en general. Redacto aquí sobre el Bayern, club del que soy aficionado, y sobre ligas internacionales, en especial Premier y el fútbol alemán. Estoy en Instagram como @adn.bayern1900

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí