El Barça ha empezado a ponerse serio en las oficinas, y las últimas semanas han habido salidas y entradas en Can Barça. La activación de las palancas parece que ha ayudado mucho a Laporta, y además de las operaciones oficializadas, parece que el mercado no va a acabar aquí.

Ventas

Más allá de la venta de Coutinho antes del inicio del mercado, el Barça se ha deshecho de algunos otros jugadores. Clément Lenglet, el defensa central francés, fichó por el Tottenham como cedido. La llegada de Christensen y su progresiva bajada de nivel hicieron que su salida no sorprendiese. La siguiente salida fue la de Rey Manaj, el delantero del Barça Atlètic, que ha fichado por el Watford de Championship. Por último, Trincão, que ya había estado un año cedido en los Wolves, vuelve a ser cedido al Sporting de Lisboa, esta vez con una opción de compra de 3 millones de euros. Estas han sido las ventas confirmadas, pero parece que aún hay jugadores por salir, como deberían ser Braithwaite, Umtiti, Pjanic… y por razones financieras Memphis Depay o Frenkie de Jong.

Lenglet. Fuente: SPORT

Fichajes

Este apartado parecía que iba a estar un poco más vacío de lo que está. La situación económica del club hacía pensar que este año llegarían pocos fichajes, pero hasta el momento no está siendo así. Un fichaje que ya conocíamos desde hace mucho es el de Pablo Torre, el joven cántabro proveniente del Racing de Santander. Otros dos fichajes que se conocían pero no se habían confirmado hasta hace dos semanas son Christensen y Kessié, ambos a coste cero, que llegan para reforzar la zaga y el medio del campo, respectivamente. El último fichaje y el más llamativo (y caro) ha sido el de Raphinha, del Leeds United. El jugador brasileño había sido vinculado al F.C.Barcelona, pero las ofertas de Arsenal y Chelsea parecían haberle convencido más. No obstante, el deseo del jugador carioca de ser azulgrana ha decantado la balanza. La suma del traspaso es de 58 millones de euros, que podrían llegar a ser 68. También en la misma posición y una cara más conocida es la de Dembélé, quién había terminado contrato con el Barça, pero hoy mismo ha renovado hasta 2024, contando así como un fichaje a coste cero.

Raphinha. Fuente: superdeporte

El Barça está aún a la espera de la posible llegada de uno de sus verdugos, Lewandowski, e incluso la de Koundé, que con la llegada de Koulibaly al Chelsea, bajan las opciones de los blues para llevarse al galo, y suben las del Barça.

El mercado azulgrana hasta la fecha está siendo más que correcto. Alguien puede pensar que la cifra de Raphinha es excesiva, pero en todo caso no se asemeja a los 120 o más que se pagaron por algunos jugadores hace unos años. El Barça se está reforzando bien, aunque quizás algún lateral no iría mal. Si el dinero lo permite, la llegada de Lewandowski y Koundé, e incluso la de Azplicueta serían idóneas para permitir al Barça competir por todo. No obstante, estas llegadas significarían las salidas de algunos jugadores como Depay y muy seguramente, la de Frenkie de Jong.

Biel Macià Rodríguez.

Footer
Artículo anteriorDe Ketelaere está cerca de fichar por el Milan
Artículo siguienteCavani podría llegar al Villarreal, y este otro crack también

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí