El cuadro blanquinegro deja atrás un año de altibajos en el que se le vuelve a resistir el objetivo de disputar competiciones europeas.

En apenas 4 meses, el Valencia pasó de luchar por conseguir la que hubiese sido su novena Copa del Rey, a dejar ir a sus jugadores emblema y construir un nuevo proyecto con Gattuso al frente.  

El conjunto de Mestalla, por aquel entonces dirigido por José Bordalás, encaraba un nuevo año con el principal fin de clasificarse a puestos europeos en LaLiga Santander, y llegar lo más lejos posible en Copa del Rey. En enero, el conjunto che prosiguió su andadura en esta competición, eliminando al Cartagena y al Atlético Baleares, en dieciseisavos y octavos de final, respectivamente.

A su vez, en la competición regular, el Valencia acumuló una racha de 7 jornadas sin vencer, desde diciembre de 2021 hasta el 26 de febrero de 2022 cuando venció al Mallorca a domicilio por 0-1. 

La clasificación para la final de copa lograda a principios de marzo tras eliminar al Athletic Club en un partido muy tenso que decidió un golazo de Guedes desde la frontal del área, ilusionaría a una afición valencianista que no pasaba por su mejor momento. Pese a dejar atrás en Son Moix aquella mala racha y comenzar a sumar, Europa se alejaba y la última bala del Valencia para alcanzar estos puestos era ganar la Copa del Rey.

Un final cruel para un esperanzado Valencia

El valencianismo, una vez más, no defraudó, y miles de aficionados se desplazaron a Sevilla para presenciar la final de la Copa del Rey en La Cartuja el 23 de abril de 2022. 

Tras 120 minutos y 1-1 en el luminoso, el Betis se llevaría el título desde los 11 metros, lo que supuso que, a falta de cuatro jornadas, el conjunto blanquinegro renunciase a su principal objetivo. 

Gayà llorando tras perder la final de Copa del Rey. Fuente: El Confidencial

En el mes de mayo LaLiga Santander concluyó con el Valencia en novena posición. Además, salieron a la luz los audios publicados por Superdeporte de Anil Murthy, que le acabaron costando su cargo en la directiva del club che. Ante esta última previamente tuvieron lugar manifestaciones multitudinarias.

La llegada de Gattuso

A finales de junio, la entidad valencianista anunciaría la incorporación de Genaro Gattuso como nuevo técnico del cuadro de Mestalla.

En  el mes de julio, la pretemporada dejaría dudas sobre el equipo debido a unos resultados un tanto irregulares. La juventud e inexperiencia de la plantilla sería el foco de las críticas. Posteriormente, la inesperada salida de dos de los jugadores más importantes del club, Guedes y Carlos Soler, intensificaba la incertidumbre alrededor de los de Gattuso.

Soler posando con la camiseta del PSG. Fuente: PSG

El comienzo de la nueva temporada de liga dejaría buenas sensaciones. El Valencia desplegaba un juego vistoso y atractivo en el que dominaba al rival, pero no conseguía materializar sus ocasiones, por lo que dejaba escapar puntos.

Tras la contundente y significativa victoria ante el Real Betis previa al Mundial, los valencianistas sumaron 19 puntos y se colocaron a tan solo cinco de los puestos europeos.

Finalmente, en la pretemporada que ha tenido lugar debido al parón por el Mundial de Catar, el conjunto blanquinegro no ha mostrado su mejor versión, especialmente en la zona defensiva. Es por ello que el choque ante el Villarreal es clave para dejar atrás un año difícil.

Footer
Artículo anteriorVillarreal-Valencia: La Cerámica se estrena en el ‘derbi de la Comunitat’
Artículo siguienteLuces y sombras en el 2022 del Leganés

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí