El Zaragoza y la mala suerte.

Los últimos años han sido todo desgracias e infortunios para el Real Zaragoza, y el mejor ejemplo de esta mala suerte que lleva consigo el equipo blanquillo se vio reflejada en el partido del pasado viernes ante el Albacete, donde el conjunto aragonés no tuvo la fortuna de su lado.

4 palos y un penalti que no era

El partido que tenía el Zaragoza el pasado viernes era de vital importancia, el equipo de JIM venía lanzado y se enfrentaba a un rival directo. El partido estaba controlado hasta que el árbitro, Rubén Avalos Barrera, señaló un penalti inexistente a favor del Albacete cometido por Carlos Vigaray. El jugador del Zaragoza ganó el balón limpiamente en el área pero el colegiado señaló penalti.

Rubén Avalos Barrera mira el VAR. Fuente: Heraldo de Aragón.

Varios jugadores mostraron su enfado con esta decisión en las redes sociales, como Ander Herrera, quien en una storie de Instagram calificó el penalti como una escándalo. Mas jugadores como Eguaras y Narváez mostraron su enfado también por Instagram, poniendo frases cómo «seguiremos luchando contra todo y contra todos» y «a seguir trabajando contra TODAS las adversidades».

Por si fuera poco, en los últimos 10 minutos del partido, el Real Zaragoza estrelló el balón 4 veces en el palo, lo que fue una desesperación para todos los aficionados maños. Finalmente el equipo se fue de vacío de Albacete y tendrá que seguir trabajando muy duro para lograr la permanencia.

Una mala suerte que viene de lejos

Lo cierto es que los últimos años han estado llenos de desgracias para el Real Zaragoza, desde el descenso a segunda 3 Play Offs perdidos e infinidad de lesiones que han lastrado muchísimo al equipo siempre. Quizá lo mas duro fue lo del año pasado, cuando el equipo parecía que iba directo a la primera división de la mano de Víctor Fernández, pero que finalmente tras la pandemia perdió el puesto de ascenso directo y fue eliminado por el Elche en el Play Off. Aun así, los zaragocistas seguimos teniendo al esperanza de que algún día volveremos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *