La Ponferradina se corona como campeón de invierno, pero los cuatro primeros se mantienen en un pañuelo

Desde que descendieron el año pasado del fútbol profesional, en el Bierzo se han mantenido callados, en un segundo plano, esperando su momento. Han sufrido en esta primera vuelta tan solo dos derrotas, una de ellas muy dolorosas ante su archienemigo, pero nunca habían llegado a liderar. Ahora, cuando se empiezan a jugar las castañas, se han colocado líderes desplegando su mejor juego de todo el año.

La situación blanquiazul contrasta con la de su última víctima, la SD Logroñés. Los riojanos están desahuciados y, pese al pequeño colchón que habían almacenado en el arranque de la temporada, ya han caído a puestos de descenso. Tres puntos de los últimos quince los obligan a tener que ir a pescar sin red en las próximas jornada y, de no cambiar la dinámica más pronto que tarde, podríamos estar hablando de un nuevo varapalo para el fútbol de Logroño.

La Ponferradina celebro su triunfo en unas desangeladas Las Gaunas. Fuente: Twitter de la SD Ponferradina

Sin embargo, si algo hay que destacar de este final de primera vuelta es la aparente fragmentación de la liga. Mientras que los cuatro de arriba y los siete de abajo, exceptuando al Teruel, se encuentran en un pañuelo, parece que estos han abierto una brecha, positiva y negativa respectivamente, con la tabla media-alta. Tan solo cuatro puntos separan al sexto del decimotercero, evidenciando la igualdad de una de las categoría más competitivas de nuestro fútbol.

León ruge más fuerte que nunca

Más de cinco años hacía que en la capital leonesa no rugían con tanto ahínco y motivación. Si antes decíamos que sus vecinos bercianos navegan a toda vela, a ellos tampoco les sopla el viento de cara. Raúl Llona ha impregnado a su equipo con un perfume particular y versátil, saben conjugar diferentes estilos en noventa minutos que esta vez les sirvieron para hacer sucumbir al Deportivo de la Coruña.

Un equipo histórico que sigue siendo la viva imagen de las dificultades que entraña esta tercera categoría española. Los Lucas Pérez, Balenziaga, Ximo Navarro, Yeremay y compañía no son suficientes para meterles en playoff. Eso sí, el rendimiento del equipo no tiene nada que ver con la actitud de su afición, pues cerca de 2000 deportivistas se desplazaron a León demostrando, un fin de semana más, que ellos sí son de Champions.

Muguruza le dio el triunfo a su equipo en el Reino de León. Fuente: Twitter de la Cultural.

La masa social coruñesa contrasta con la del pequeño poblado gallego de Carballiño. Allí están viviendo un sueño particular, cerrando una primera vuelta para enmarcar venciendo a todo un Barsa Atlétic en casa. El Arenteiro tiene la salvación en su mano y, por qué no, se pueden permitir delirar con luchar por unos hipotéticos playoff.  Mientras que el filial culé, al igual que el primer equipo en Arabia, se va disolviendo como un azucarillo en agua según transcurre la temporada.

El descenso, al rojo vivo

Por abajo también se están empezando a dividir en dos minigrupos: aquellos conjuntos que presentan candidatura a salir del pozo y aquellos que tienen el agua al cuello. El Teruel y el Sestao River conforman el núcleo duro del segundo, pues ni siquiera cuando se enfrentan uno con el otro son capaces de ganar. Ambos firmaron un empate insípido y tras el cual los dos salen perdiendo. Colista y penúltimo respectivamente.

La otra cara la ponen el Sabadell y el Tarazona. Los primeros, pese a seguir marcados por el rojo del descenso, mantienen una línea muy ascendente que les propulsa a emular al Ceuta de la 22/23. La batuta de Óscar Cano se nota, en detrimento esta vez de la UE Cornellá. Sus vecinos catalanes sí que están empezando a sufrir más, pues les achecha la Segunda RFEF a dos puntos de distancia.

El Sabadell sigue creciendo a pasos agigantados. Fuente: Twitter del Sabadell

El Tarazona, por su parte, vive un panorama parecido al de Arenteiro. Un pequeño pueblo, en este caso maño, que sale del descenso por primera vez después de que les costase la adaptación a esta nueva categoría. Es en su feudo donde son más fuertes, pues allí han empatado el Deportivo, la Cultural…y ahora a caído el Lugo. A los lucenses no les ha sentado bien el cambio en los banquillos y empiezan a observar como se les escapa el objetivo del ascenso.

Al Salamanca le ha sentado bien la Copa

Un fin de semana eliminas al Villareal, entre semana recibes al Barcelona…pero no te olvidas de que la liga es lo que te lleva el pan a la boca. Tampoco se olvida de ello su afición, pues el Reina Sofía volvió a mostrar una muy buena cara para recibir al Rayo de Majadahonda. Los charros espantan los fantasmas del descenso que se cuelan por el cuerpo de los madrileños que continúan sin ver la luz al final del túnel.

No importa de qué partido se trata, la afición charra siempre abarrota el Reina Sofía. Fuente: Twitter del Unionistas

La mitad de tabla, si es que existe en este grupo 1, se compone de conjuntos como Fuenlabrada y Real Unión. Dos equipos que se vieron muy arriba en la tabla al comienzo de la campaña, pero que con el paso de las jornadas se han desinflado por completo. Fruto de ello ha sido el combate entre ambos, sin demasiada emoción o intensidad, quizás faltos de ilusión al ver que no les espera una segunda vuelta de grandes emociones.

Pinchazos en la zona alta

Si antes se nombraba a Cultural y Ponferradina como los dos que han cerrado esta primera vuelta con mejores sensaciones, tampoco es mala la dinámica del filial celtista. Los vigueses, que marchan segundos entre bercianos y cazurros, soltaron la cuchara del liderato en Barreiro ante el Nástic. Pese a ello, se postulan como el único filial en la batalla por el ascenso directo.

Los tarraconenses, por su parte, se han metido de lleno en la pelea a la chita callando. Desde que dieran la campanada en su casa ante la Cultural allá por el mes de noviembre no han parado de sumar. Las cuatro victorias consecutivas les han aupado hasta el cuarto lugar y, como si el número cuatro les persiguiese, esa es la distancia que les separa de la Segunda División.

Clasificación tras la jornada 19. Fuente: Primera Federación

No ha sido la jornada de los filiales, pues el Sanse, conjunto que cierra los playoff, no ha pasado del empate ante otra cantera, la del Osasuna. Los donostiarras, pese a no mostrar su mejor cara e ir de más a menos tanto en el encuentro como en el año liguero, se mantienen en la pelea. Aunque parece que el tren del ascenso directo se les pueda estar escapando, es parece indudable que estarán en la lucha por el playoff allá por el mes de mayo.

Footer
Artículo anteriorEldense – Real Zaragoza: Un duelo de parte media para ausentar posibles sustos
Artículo siguienteEl Tona conquista el Municipal de Reus
Martin Benavides Otero
Leonés formándose en Santiago de Compostela. Amante del deporte y, por ende, del fútbol. La 1ª RFEF es, sin duda, la división más emocionante del fútbol español.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí