Harry Kane es un jugador mágico, único… y un gafe excepcional.

Me encanta fijar la mirada en lo extrafutbolístico. Seguro no seré el único. Cuando salimos de lo deportivo, jugamos con otras normas. Por ello, denomino a lo extrafutbolístico como creencias. Suposiciones. La mala suerte, la mufa o el gafe forman parte de este mundo. De esta locura. Aquí, Harry Kane acumula las miradas. 

Su traspaso al Bayern Múnich el pasado verano se confirmó como un paso hacia delante para el conjunto alemán. Fichaba un killer insaciable. Un jugador imaginativo, inteligente, voraz. Sin embargo, en lo extrafutbolístico, le persigue el gafe. No ha ganado un título en toda su carrera, teniendo uno de los mejores promedios goleadores del siglo XXI.

Kane se 'enfrenta' al Bayern
Harry Kane y su calvario con el Bayern Múnich. Fuente: Diario Sport

En lo relativo al gafe o a la «mufa», pensé que nunca vería algo como el Mundial de Qatar 2022. Lo que conformaron los argentinos con el famoso «anulo mufa». No podías hablar de una Argentina campeona del mundo hasta el 18 de diciembre. Hasta que acabase el torneo. ¿Por qué? Por la mala suerte. Por creer que aquello iba a evitar que Messi levantase la copa. Acabó bien, eso sí.

Pero lo del delantero inglés ya carece de sentido. Ganar en Tottenham no es fácil, por lo que ahí nuestro protagonista no tenía mucho que hacer. Destacaba por encima de sus compañeros. El respondía cada temporada con más de 30 goles. No había gafe entonces. Había falta de equipo.

Pero el Bayern es algo diferente. Estamos hablando del mejor equipo de Alemania. De un club histórico y un auténtico gigante competitivo. Esta temporada, parecía que Kane por fin iba a levantar un título. Pero ni en esas. El Bayern llevaba siendo campeón de la Bundesliga 11 años consecutivos. Ha llegado el Leverkusen para darle la vuelta a la tortilla. Sin Bundesliga y sin copa de Alemania, solo queda la Champions.

Sin embargo, pensémoslo bien. Harry Kane lleva 32 goles esta temporada en competición doméstica. De hecho, nadie tiene más goles que él en Europa a día de hoy. Entonces reflexionamos y nos damos cuenta de que este chico más no puede hacer. Le persigue el gafe, pero es algo excepcional. Porque es uno de los mejores del mundo. Y los mejores del mundo tocan plata tarde o temprano. Kane es excepcional, no la excepción. 

Escrito por Pablo Almohalla

 

Footer
Artículo anteriorA.C Milán 0-1 A.S Roma: Los romanos asaltan San Siro.
Artículo siguienteSporting – Cartagena: ¡más qué tres puntos!
Pablo Almohalla
Dirección de Muy De Fútbol. Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual en Madrid. Amante del fútbol retro y la Premier League.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí