El riojano tuvo la oportunidad de jugar en Las Gaunas donde recibió una ovación de todo el estadio al pisar el terreno de juego.

Pablo Marín fue un ídolo en su tierra. El riojano vivió una jornada que va a recordar siempre en la ciudad y el equipo, donde su padre es un todo un referente. En declaraciones a Noticias de Gipuzkoa y a Cadena SER reconoció que había vivido emociones muy fuertes: “Fue una experiencia inolvidable jugar en mi tierra delante de mucha gente que conozco y con la camiseta del club que hasta ahora me lo ha dado todo”.

Pablo tuvo muchos recuerdos cuando saltó al campo y fue ovacionado por ambas aficiones, dijo que cuando era pequeño iba con la ropa del Logroñés a animar a su padre; que era su sueño pero tampoco se imaginaba jugando ahí porque como añadió «soy un crío todavía«. También añadió que era muy bonito debutar en Logroño, con gente que le conoce, con los colores que se lo han dado todo hasta ahora pero que tuvo que estar centrado en el partido y normalizarlo para entrar concentrado como en cualquier otro día.

Pablo Marín de pequeño animando a su padre. Fuente: La Rioja.

No es la primera vez que el riojano demuestra tener los pies en el suelo y no tiene ningún problema en reconocer que pertenece al Sanse, pero que todas esas oportunidades que puede tener con el primer equipo debe aprovecharlas al máximo porque nunca sabes cuándo puede ser la última o las oportunidades que te pueden permitir seguir dando pasos. Una de las cosas más importantes de la personalidad de Marín es su humildad, prueba de ello su comentario donde dijo que él cree que hay que vivir el presente y no parar de trabajar, que sigue siendo jugador del Sanse y tiene que seguir mejorando cada día por cumplir sus objetivos sin olvidarse del equipo al que pertenece.

Imanol ya es un hombre clave en su carrera: «Es el que le da sentido a todo lo que se hace en Zubieta y gracias a él más jugadores como yo hemos tenido la oportunidad de debutar en el primer equipo. Él trata de ser cercano con todos, de que estés tranquilo y que hagas las cosas que sabes hacer y te da confianza plena”. El técnico lo dejó claro en la previa, “si juega Pablo no va a ser por que es de Logroño, sino porque se lo merece«: a lo que el jugador posteriormente dijo: “Yo sabía que Imanol no me iba a poner porque sea mi casa. Había posibilidades como el resto de partidos pero él pone a los que cree mejor para ganar el partido”.

Pablo en una jugada frente a Juan Carlos Menudo en el partido contra la UDL. Fuente: Instagram @pablo.marin15 / @unai_zabaleta6 .

Es muy importante también la figura de su padre, del que afirmó que su padre es más un socio, un consejero que prefiere dejarle a su aire. Si Pablo quiere hablar o lo que sea, Fernando está ahí para ayudarle y darle consejos.

Fernando Marín con su hijo Pablo en brazos, imagen de cuando jugaba en la UDL. Fuente: Real Sociedad. ,

Tal y como dice Marín, lo importante es disfrutar y vivir el presente, un presente donde, sin duda, se ha ganado el cariño y el apoyo de la gente de su tierra.

Cristina Pérez Conde
Footer
Artículo anteriorMonza 2-2 Inter: Un gol en propia meta condena al Inter
Artículo siguienteLiverpool 2-2 Wolverhampton: Los Wolves provocan el replay en Anfield tras una locura de partido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí