El Atlético de Madrid, club fundado el 26 de abril de 1903, se convertiría en uno de los grandes equipos que con el tiempo conseguiría grandes hazañas. Consiguiendo hasta 25 títulos en competiciones nacionales, y 8 en internacionales. El club rojiblanco se ha constatado a lo largo de la historia como uno de los más envidiables de Europa. ¿Qué hubiese ocurrido si los mejores jugadores rojiblancos que marcaron un antes y un después en la capital hubiesen compartido vestuario?

Jan Oblak (2014-actualidad), un muro bajo palos 

El cancerbero esloveno, es uno de los mejores en su posición en la actualidad. Y es que ya es una leyenda colchonera, donde más cómodo se encuentra es batiendo récords, le quitó a Abel Resino el récord del portero rojiblanco con más porterías a cero en 2019. Además, se encuentra entre los mejores porteros de LaLiga, igualando en la temporada 2020/21 a Antoni Ramallets y a Víctor Valdés como los guardametas con más trofeos Zamora. Sin duda alguna, Abel Resino también es una leyenda en la portería, y sería uno de los mejores para discutirle la titularidad a Oblak.

Parada de Jan Oblak. Fuente: marca.com

Tomás Reñones (1984-96), jerarquía atrás

Tomás Reñones, exjugador internacional con la selección española, militó en las filas rojiblancas durante 12 temporadas, llegó a jugar 483 partidos como colchonero. El lateral derecho, indiscutible en su posición, ganó con el Atlético de Madrid la Liga de la temporada 1995/96, 4 Copas de Rey, la última en el 96′, consiguiendo el doblete icónico con Radomir Antić, y también ganó la Supercopa de España de 1985. Sin duda alguna, hay que mencionar a Juanfran, Aguilera y a Rivilla, tres grandes leyendas rojiblancas en el lateral derecho. Aguilera fue quien tomó el relevo de Reñones.

Tomás Reñones. Fuente: lavidaenrojiblanco.com

Diego Godín (2010-19), garra charrúa para el centro de la zaga

El faraón militó durante 9 temporadas en el club colchonero, en la actualidad sigue en activo en la Liga Brasileña, en el Atletico Mineiro. El uruguayo destacó en su pasó por la capital por su solidez defensiva y por su lucha incansable, ya que se dejó hasta los dientes defendiendo la elástica rojiblanca. El 4 de febrero de 2018, el central perdía tres dientes tras un brutal choque con Neto. Junto a Miranda formaron una de las mejores defensas de la era Simeone. Jugó un total de 277 partidos, entre ellos dos finales de la Champions League. Ganó 1 Liga, 2 Europa League, 1 Supercopa de España, 3 Supercopas de Europa y 1 Copa de Rey. Solozabal hubiese sido el recambio ideal para Godín, quien fue uno de los líderes en la temporada del doblete.

Godín celebrando el gol que les daba la Liga en el Camp Nou. Fuente: cadenaser.com

Luiz Pereira (1975-80), calidad en los pies 

Llegó procedente del Palmeiras junto a Leivinha en 1975. Jugó 143 partidos con la rojiblanca, y destacó por su peculiar forma de jugar, no era un central brusco, y apenas cometía falta. Era partícipe de sacar el balón jugado siempre, y así lo hacía, fue pionero en sacar el balón jugado y controlado. Pereira tenía un toque de balón espectacular y envidiable. El brasileño ganó una Liga y una Copa del Rey jugando en el Estadio Vicente Calderón. Destacar también a Jorge Griffa, quien formo junto a Rivilla y a Calleja una de las mejores defensas de la historia del Atlético de Madrid, en 1959 conseguía la primera Copa para el conjunto madrileño.

Luiz Pereira lucha un balón. Fuente: marca.com

Filipe Luis (2010-14 y 2015-19), dueño del carril izquierdo

Filipe Luis jugó en el Atleti en dos etapas diferentes, vistió la rojiblanca con Simeone como entrenador, y fue indiscutible. En activo en la actualidad, juega en el Flamengo de la Liga Brasileña. Fichó por el club en 2010, y se pagó 12 millones de euros por él, cuatro años más tarde fichaba por el Chelsea, esta vez el club londinense abonaba 24 millones de libras, pero su poca participación en los partidos hizo que quisiera volver al Atlético de Madrid. Los dos mejores jugadores que podrían cubrir el lateral izquierdo tan bien como lo hacía el brasileño son Toni Muñoz e Isacio Calleja.

Filipe Luis posa con los trofeos. Fuente: trivela.com.br

Paulo Futre (1987-93 y 1997- 98), pasión dentro y fuera del campo

Llegó siendo la gran promesa electoral de Jesús Gil, y es que el portugués tenía un control y un regate inmejorables. Procedente del Oporto llegaba como la gran estrella que demostró ser, además demostró tener puro ADN rojiblanco, y es que luchaba como ninguno cuando vestía la rojiblanca, se dejaba la piel por los colores que le representaban. Su amplio palmarés sorprende a cualquiera, con el Atleti logró conquistar 2 Copas del Rey, una de ellas al eterno rival en su estadio. Disputó 173 partidos con el Atleti y marcó un total de 38 goles. Cuando decidió retirarse del fútbol, regresó al club colchonero como director deportivo para sacar a los indios del infierno de segunda. Ben Barek sería el otro colchonero ideal para poder discutirle el puesto a Futre.

Futre levanta el título de Liga. Fuente: abc.es

Adelardo (1959-76), con A de Atleti

Empezó jugando en pequeños clubs de Extremadura, pero con apenas 20 años, el Atlético de Madrid llamó a la puerta del centrocampista. Debutó en primera el 13 de septiembre del 59 contra Las Palmas, apenas habían pasado 10 minutos cuando marcó su primer tanto. Vistió la elástica rojiblanca hasta en 533 ocasiones, siendo el jugador que más partidos ha disputado en el Atlético de Madrid. En 17 temporadas consiguió tres Ligas, una Recopa de Europa, una Copa Intercontinental y cinco Copas del Rey. Internacional con la selección española ganó una Eurocopa en 1964. Sin duda alguna, los mejores jugadores para sustituir a Adelardo serían Koke y Simeone, dos grandes jugadores que siente los colores como ninguno, y saben lo que es defender a muerte el escudo.

Adelardo posa con los trofeos. Fuente: atleticodemadrid.com

Luis Aragonés (1963-75), clase del mítico ‘Sabio de Hortaleza’

Al hablar de leyendas rojiblancas, Luis Aragonés no queda indiferente. El histórico ‘Sabio de Hortaleza’, o ‘Zapatones’ como le gustaba que le llamasen, es posiblemente el jugador más icónico de las filas rojiblancas. Su posición natural era interior izquierdo, aunque era frecuente verle un poco más adelantado siempre. Como colchonero ganó 3 Ligas y 2 Copas del Caudillo. Además, conseguiría el Trofeo Pichichi en la temporada 1969/70 sin ser delantero, compartido con su compañero Gárate y con Amancio. Representaría a España hasta 11 veces en una época en la que estaba aislada respecto a Europa. No conforme con su impresionante carrera como jugador, decidió ser entrenador, sus grandes logros los logaría entrenando a su Atleti, además conseguiría la Eurocopa de 2008 como seleccionador. Luis Aragonés es irremplazable, pero quienes mejor cubrirían su posición serían Pantić y Gabi. Por el primero se coloca siempre el ramo de flores en el córner.

Luis Aragonés dando órdenes. Fuente: euroesport.es

Caminero (1993-98), versatilidad rojiblanca

Caminero fichó por el Atleti en 1993, donde vivió sus momentos más dulces como futbolista. Fue un jugador fundamental en la consecución del doblete del 96′, donde se proclamó campeón de Liga y de Copa del Rey. Ese mismo año fue considerado el mejor jugador de la Liga del momento. Brilló por su polivalencia, podía jugar tanto de centrocampista como de extremo, hasta jugó alguna vez de defensa cuando se le requirió, aunque donde más cómodo se encontraba era como de extremo derecho. Fue internacional con la selección española hasta en 21 ocasiones. Cabe mencionar otras leyendas rojiblancas que podrían quitarle el puesto como Marina.

Caminero celebrando un gol. Fuente: elmundo.es

José Eulogio Gárate (1966-77), ingeniero goleador

El exfutbolista hispano-argentino, jugó durante 11 temporadas en la capital madrileña. Era una máquina goleadora, en 325 partidos como colchonero marcó un total de 134 goles, con un promedio asombroso de 0’41 goles por partido. Gracias a su media goleadora consiguió tres trofeos Pichichi, uno de ellos compartido con su compañero de equipo Luis Aragonés. Su facilidad para atravesar la portería contraria dio muchas alegrías entre los rojiblancos, ya que estando en el equipo ganó 3 Ligas y 2 Copas del Rey. Otro goleador innato que le sustituiría perfectamente a Gárate hubiese sido Forlán.

Gárate persigue el balón. Fuente: pinterest.com

Fernando Torres (2000-07 y 2014-18), de niño a leyenda

Torres, más conocido como ‘El niño’, debutó con el Atleti en el 2001 con tan sólo 17 años, consiguiendo que el club de sus amores ascendiera a primera división de nuevo. Tras siete años capitaneando el verde del Calderón, cambió de aires, y se fue a probar al Liverpool, traspasado por 36 millones de euros, lideró también en Inglaterra el de Fuenlabrada. Fue campeón de la Europa League vestido como rojiblanco en la temporada 2017/18. Destacó en la selección española por ganar dos Eurocopas y un Mundial. En ambas competiciones fue clave, pero probablemente su gol más importante sea el de la final de la Eurocopa contra Alemania. Sobrepasaba a Lahm para picar la pelota por encima de Lehmann y darle la victoria a la selección española que dirigía Luis Aragonés. Falcao ya lo demostró, fue el recambio idóneo de Torres, le sobraba talento en las botas.

Torres celebra un gol. Fuente: telemadrid.es

Entrenador: Diego Pablo Simeone (2011-actualidad), coraje y corazón

Simeone jugó en el Atleti en dos etapas (1992-97 y 2003-05), como centrocampista tenía un alma luchadora incansable, esos valores se los empezó a transmitir a sus jugadores cuando pasó a ser entrenador del Atlético de Madrid en el 2011. Llegó a un equipo hundido, al que le devolvió el honor, en los años más gloriosos del Madrid y del Barcelona, consiguió arrebatarles dos Ligas, la última en la temporada pasada, una Copa del Rey y una Supercopa de España. En competiciones Europeas devolvió a la afición la ilusión de competir contra los gigantes europeos, ganando dos Europa League y dos Supercopas de Europa.

Simeone dando órdenes a sus jugadores. Fuente: elpais.com.co

¿Qué hubiese pasado si todos ellos hubiesen jugado en la misma época en el Atleti?

 

 

Celia Bartolomé Contra

 

 

 

 

Footer
Artículo anteriorUD Las Palmas – CD Leganés: Duelo de primera en Gran Canaria
Artículo siguienteMirandés 3-1 Ponferradina: El Mirandés acaricia la permanencia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí