Tras la sorprendente destitución de Gaizka Garitano, el Athletic Club anunció ayer a Marcelino García Toral como nuevo entrenador del equipo hasta final de temporada.

Ni después de la derrota en Valladolid o en Vigo, o ante la Real Sociedad la junta directiva se atrevió a dar el paso de cesar a Garitano. Sin embargo, tras la victoria de ayer en San Mamés contra el Elche, el club decidió despedir al técnico de Derio para contratar a Marcelino. Existían razones para echar al entrenador, pero sorprende que después de ganar y hacer un buen partido se tome una decisión de este calibre. Quizás no se obtuvo un resultado suficientemente abultado, así como sucedió ante el Real Betis (4-0). Quizás no era oportuno despedir a Garitano en fin de año. El caso es que la etapa de Gaizka en Bilbao termina, con mal sabor de boca, pero el club siempre le estará agradecido por sacarle del descenso en la temporada 2018-19 y por clasificarle a una final de Copa del Rey.

Marcelino celebra el título de Copa del Rey 2018-19. Fuente: Marca

De todas formas, el Athletic inicia un ciclo que debía empezar. Marcelino era la mejor opción del mercado athleticzale: con experiencia en la Liga y carácter ganador. Su etapa en el Valencia, aunque acabara como acabó, fue tremendamente exitosa. No solo por la Copa, que también, sino porque consiguió clasificar al Valencia a la Champions League dos temporadas seguidas después de que el club quedara duodécimo las dos campañas anteriores. Con el Athletic tiene el reto de escalar posiciones en la tabla y soñar con Europa, además de, por supuesto, la final de Copa ante la Real Sociedad en abril y la Supercopa de España en enero. Y, a partir de dieciseisavos, la Copa 2020-21.

¿Cómo puede encajar en el Athletic?

Si por algo se caracteriza Marcelino es por su inamovible 4-4-2, que ha utilizado en todos los clubes que ha dirigido. Sus equipos juegan directo y acostumbran a ser defensivamente muy seguros y ordenados. Además, poseen un gran gen competitivo.

En el esquema de Marcelino suele haber muchos matices, sobre todo en las posiciones del centro del campo y los dos delanteros. Habitualmente utiliza centrocampistas de toque en la banda (caso de Jonathan Dos Santos, Denis Suárez o Carlos Soler) y se protege con medios más completos en el doble-pivote (Bruno, Trigueros, Kondogbia, Coquelin o Parejo). En la punta de ataque, puede usar dos delanteros puros como en el Villarreal (Soldado y Bakambu) o jugar con un ‘9’ referencia (Zaza) o más móvil (Gameiro) al lado de un segundo punta (Rodrigo Moreno).

La plantilla del Athletic tiene nombres de sobra para hacer un equipo para el asturiano. En portería, Unai Simón parece intocable, como la pareja Yeray-Íñigo, aunque Unai Nuñez puede tener sus oportunidades. Yuri jugaría por izquierda y Capa y De Marcos se disputarían el lateral derecho. La defensa se asemeja bastante a lo que busca Marcelino: altura, eficacia y oficio.

En el centro del campo empiezan las dudas. Unai Vencedor ha irrumpido como pivote al lado de Vesga, pero habrá que ver si Marcelino apuesta por este dúo o vuelve a alinear a Dani García-Unai López. O quizás mezcle a Dani con Vencedor o a Vesga con Unai López, o utilice la opción más defensiva (Dani García y Mikel Vesga). Existe también la posibilidad del canterano Oier Zarraga, que formaba tándem con Unai Vencedor en el Bilbao Athletic.

Álex Berenguer y Jon Morcillo son los candidatos para ocupar el sector izquierdo, aunque podrían jugar más arriba también. La gran duda que queda es saber cómo va a acomodar a Iker Muniain y Oihan Sancet. Los dos jugadores con más calidad entre líneas no tienen hueco como mediapuntas, así que van a tener que jugar en banda. No obstante, como recurso, Marcelino podría utilizar a Sancet en el doble-pivote o meter a Muniain como segundo delantero, haciendo la función de Rodrigo en el Valencia.

La punta de ataque va a estar disputada, en principio, por Iñaki Williams, Asier Villalibre y Raúl García. El búfalo de Guernica había conseguido ser titular con Garitano, y en algunos tramos había formado pareja con la pantera. Rulo puede tener sus momentos, pero a Marcelino le gusta correr al contragolpe y posiblemente la fórmula Villalibre-Williams le venga mejor para su plan de juego.

Posible once de Marcelino con el Athletic. Fuente: Lineup11

Este podría ser uno de sus onces, pero puede tener muchas variables, como cambiar a Muniain y a Berenguer de banda o usar otro doble-pivote. El calendario tan apretado de esta temporada obligará, eso sí, a rotar y contar con el máximo de jugadores posibles. Todavía no se sabe lo que pasará con jugadores como Ibai Gómez, Íñigo Córdoba, Íñigo Vicente, Iago Herrerín o Kenan Kodro, que tenían la puerta abierta en enero y tendrán la oportunidad de intentar convencer a Marcelino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here