Oscenses y maños se dan cita esta tarde desde las 18.30 en La Romareda en el que es uno de los partidos más especiales de la temporada para ambos equipos y sobre todo para sus aficiones. Los blanquillos llegan en horas bajas tras una durísima eliminación copera y con Escribá en la cuerda floja, mientras que su rival del Altoaragón llega en su mejor momento de forma e ilusión.

Derbi en 2017 que acabó 3-3. Fuente: MARCA

Situación de ambos equipos

El pasado martes, el Zaragoza jugaba en Alicante su partido de la primera ronda de Copa de SM El Rey que había sido aplazado por el temporal de viento en la zona. Aunque los blanquillos empezaron dominando y ganando con un gran gol de Mollejo, la inexperiencia de los chavales que jugaban del filial hizo que poco a poco el Atzenetea se viniera arriba, empatando el partido con una buena jugada colectiva y remontando tras el descanso por un gran fallo del portero Poussin. Además, los maños sólo han ganado uno de sus diez último partidos en liga y aunque empezaron siendo líderes muchas jornadas, está a sólo nueve puntos de su rival en el día de hoy. La crispación en la ciudad es bastante importante estas últimas semanas y la derrota hoy podría significar el cese de Escribá como entrenador zaragocista.

Por su parte, la SD Huesca de Antonio Hidalgo viene en su mejor momento de la temporada, tras pasar de ronda en Copa y ganar al Amorebieta en la misma semana, el Domingo pasado El Alcoraz tuvo su cuarta mejor entrada de la historia con un ambiente increíble. Era ante todo un Espanyol, la afición llevo al equipo en volandas pero dos decisiones completamente equivocadas del colegiado privaron a los oscense de la primera victoria como locales en esta temporada 23-24. Así pues, los ánimos en la ciudad están mejor que nunca en la que estaba siendo una temporada muy complicada aunque el objetivo único y esencial sigue siendo la permanencia. El Huesca marcha antepenúltimo, con trece puntos en su haber pero la moral por las nubes.

La tangana en el último derbi aragonés. Fuente: Sportaragon

Último partido entre ambos

El último derbi aragonés se celebró en El Alcoraz con un ambiente inolvidable como en cada partido de esta clase. El Huesca fue superior, aunque ambos equipos estaban muy igualados en la clasificación, hasta que el árbitro expulsaba a Jorge Pulido por una entrada por detrás a Iván Azón y en la siguiente jugada Bebé abriría la lata. Aún en la primera parte, Zapater también vería la roja directa por un codazo en la cara y Obeng marcó el gol del empate en un rechace poco antes del descanso. Con la igualdad, el Huesca tuvo más ocasiones para llevarse los tres puntos pero el partido terminó en tablas, al igual que la temporada anterior con goles de Azón y Seoane.

Jugadores del Huesca celebrando un gol en 2019. Fuente: La Liga

Posibles alineaciones

R. Zaragoza: Rebollo, Lecouche, Jair, Mouriño, Borge, Marc Aguado, Francho, Maikel Mesa, Vallejo, Valera e Iván Azón.

SD Huesca: Álvaro Fernández, Pulido, Blasco, Martos, Loureiro, Sielva, Mier, Javi Martínez, Vallejo, Valentín y Obeng.

Footer
Artículo anteriorHaris Medunjanin, el héroe veterano del CD Castellon
Artículo siguienteAmara Diouf, el nuevo prodigio senegalés, es adquirido por el FC Metz y en la mira del Real Madrid
S.B.
Seguimos sin reblar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí