España aplastó a Italia. Por si había alguien que pensaba que el ‘grupo de la muerte’ acabaría con la selección, era La Roja la que portaba la guadaña. Croacia cayó goleada e Italia, de rodillas ante nuestros hombres. Un partido prácticamente perfecto. La representación calcada de una maquinaria con once engranajes funcionando simultáneamente en el campo. Los de Luis de la Fuente reeditaron lo que ya aconteció en la Eurocopa de 2021 de la mano de Luis Enrique: Italia sometida al juego de España; pero esta vez acabó en victoria. 

La selección española celebrando el gol a Italia. (Photo by INA FASSBENDER/AFP via Getty Images)

Ya sabemos el tópico de «el fútbol se juega con hombres, no con nombres«. Ayer, dos ‘hombres’ de 16 y 21 años demostraron ser el enésimo ejemplo de que al talento no hay que mirarle el DNI. Nico y Lamine rozaron lo ridículo, en el mejor sentido de la palabra. Dos puñales hiriendo y hurgando en la herida de la defensa italiana, que en el minuto 55 acabaron por desangrarse. Se sumaron otros actores secundarios como Cucurella rencarnando al mismo Carles Puyol, Rodri siendo el principal motor de inyección del equipo o un Pedri indetectable para la zaga transalpina.

Suele decirse que esta selección puede ganar y perder contra cualquiera. De momento, no somos conocedores de la derrota. El camino para levantar el trofeo son cinco partidos. Cinco finales con un mismo objetivo: levantar la copa con la que sueña un país entero.

Escrito por Daniel Sánchez Pérez

Footer
Artículo anteriorPaíses Bajos – Francia: Una Francia enmascarada en busca del billete a octavos
Artículo siguienteLicencia para soñar
Daniel Sánchez
18 años, estudiante de Periodismo y Comunicación audiovisual en Madrid y, por encima de todo, apasionado del fútbol.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí