El Athletic consiguió ayer su primer triunfo en la Liga 2020/21 al derrotar al Eibar en Ipurua (1-2). El partido, que no quedó ausento de una dosis de VAR, se decidió en los minutos finales gracias al segundo tanto de Unai López y marca una línea a seguir para los bilbaínos a la par que deja al Eibar en una situación delicada con 1 punto de 9 posibles.

La diferencia entre empatar o ganar es, como ya sabemos, muy grande al obtener un premio mucho mayor de puntos. El Athletic se había caracterizado por ser un equipo conservador, sobre todo fuera de casa, pero ayer Gaizka Garitano fue más valiente que en otras ocasiones y logró la recompensa que necesitaba el equipo para coger confianza. Con el 1-1 tras el gol anulado a Iñaki Williams, decidió no resguardar el punto y dio alas a Capa y Yuri para buscar el 1-2, después de mantenerlos controlando los posibles ataques del Eibar durante todo el partido. Garitano, además, demostró con los cambios que empieza a confiar bastante más en Lezama: Villalibre, Sancet y Córdoba salieron con el empate en el marcador y Jon Morcillo volvió a ser titular.

Aunque los armeros tuvieron alguna oportunidad clara para marcar en la primera parte, el planteamiento del técnico rojiblanco fue muy efectivo. Alejó al Eibar del área del Athletic mediante juego directo y sin apenas arriesgar atrás, y además neutralizó el juego aéreo de los de Mendilibar con una defensa muy sólida por alto. Raúl García estuvo impresionante en los duelos aéros (11), y gracias a eso el Athletic pudo progresar de manera rápida, eficaz y segura. Morcillo no estuvo tan participativo como en Granada, pero fue clave en la jugada del primer gol; esperó lo suficiente para dar el balón a Williams, que a su vez no se precipitó y localizó a Unai López en el pico del área, que la puso pegadita al palo. La pantera, además de la asistencia, tuvo una de las chances más peligrosas en un pase largo que acabó en un disparo bloqueado.

El Athletic no pudo materializar todas las ocasiones que tuvo. Fuente: Jornada Perfecta

El Athletic sufrió, sin embargo, cuando el Eibar lograba acercarse por la banda izquierda y centrar para Kike García, que remató sin oposición (aparte del gol) en más de una ocasión. Capa tuvo serios problemas para frenar a Inui y Kévin Rodrigues, como también los tuvieron Íñigo Martínez y Unai Núñez con Kike. En la segunda mitad, el conjunto eibarrés se acercó a los dominios de Unai Simón, cuajando buen juego hasta el 70’, aunque sin mucho peligro. Coincidió con la entrada de Pedro León que, esta vez por la derecha, puso en apuros al Athletic; fue el autor de la asistencia del gol y con él la SD Eibar manejó el balón con cierta fluidez. Queda a deber la fragilidad del equipo en el inicio de las segundas partes; ante el Granada ya se encajaron dos goles y a Kike le bastaron 3 minutos para batir a Unai Simón.

Parecía que el escenario de la temporada pasada se repetía, pero los armeros no supieron crear ocasiones y la entrada de Villalibre cambió el choque. El búfalo de Guernica amenazó constantemente al espacio, y junto a la ‘pantera’ fabricó el gol que posteriormente anularía el VAR. No tuvo apenas influencia directa en el área, pero le vimos desempeñando el rol que le favorece en un contexto que le favorece. Ya en los minutos finales, el Athletic se volcó hacia el costado zurdo, con Yuri ofreciendo amplitud, Muniain dando apoyos por dentro y Villalibre siendo vertical y profundo. Garitano mantuvo al ‘10’ y a Williams hasta el 85’, cuando entraron Sancet y Córdoba. El primero dio la llave para el segundo gol, girando el juego en el instante preciso y así permitiendo el centro de Capa, que suma su primera asistencia esta temporada.

Unai López, autor de un doblete, fue el jugador más destacado del partido. Fuente: RTVE

La actuación de los leones dejó buenas sensaciones, almenos por el momento. Garitano tocó las teclas correctas, apostando por Unai López, autor de los dos goles, y haciendo los cambios necesarios en los momentos indicados. Dani García, que había sido muy criticado en el inicio de Liga, completó un partido muy completo tanto defensivamente como ofensivamente, e Iñaki Williams estuvo bastante acertado en sus decisiones jugando como punta móvil e indetectable. Con la jornada intersemanal, los leones tienen a la vista el encuentro ante el recién ascendido Cádiz de Álvaro Cervera, que ha conseguido 3 puntos de 9 posibles. El Athletic tendrá la posibilidad, este jueves, de sellar la primera victoria de la temporada en San Mamés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here