El Aston Villa tumba al Arsenal para registrar la decimoquinta victoria liguera consecutiva en casa y colocarse a solo dos puntos del liderato de la Premier League. El tempranero gol de John McGinn dio tres puntos al Villa ante un rival directo por el título como el conjunto de Arteta, en un partido lleno de polémica

Tras la exhibición ante el City, el Aston Villa cierra un partido mucho más trabado y defensivo ante el Arsenal, pero que les permite meterse de lleno en la pelea por la Premier solo con un punto de desventaja con los «Gunners» y con dos respecto al nuevo líder, el Liverpool. El choque no obstante no estuvo libre de polémica. Un gol anulado a Bukayo Saka por fuera de juego y un controversial gol de Havertz casi en el descuento que no subió al marcador por mano del alemán añadieron picante a un encuentro de un nivel futbolístico altísimo.

Primera Parte

La dinámica del partido en los primeros compases de juego sería la misma que la del miércoles ante el Manchester City: un Villa incisivo en ataque que anulaba al Arsenal con una presión tan pérdida asfixiante.

Al contrario que en la jornada pasada, el premio llegó pronto para los de Emery. En el minuto 7 una gran combinación en el centro del campo entre Youri Tielemans, Douglas Luiz y Leon Bailey acabó con un balón en profundidad para el jamaicano por la banda derecha. Bailey llegó a línea de fondo y tras encarar a Gabriel, jugó un pase atrás en el área pequeña a John McGinn, que protegió el esférico, se giró, y mandó la pelota al fondo de la portería de David Raya. 

Tras el gol, las tornas se igualarían, con un Arsenal mejor plantado pero aún con dificultades para sortear la presión local. Los «Gunners» empezaron a asentarse en el encuentro con más llegadas a línea de fondo por parte de Saka y Martinelli que comenzaron a amedrentar a los villanos. En el 31′, Saka probó a Martínez desde la derecha tras una mala entrega en una salida de balón del Villa, y Odegaard mandó un disparo raso fuera que se fue rozando el palo derecho pocos minutos después.

Bukayo Saka sortea a Emiliano Martínez para anotar el gol del empate en posición antirreglamentaria. Fuente: premierleague.com

Tras este pequeño momentum del Arsenal, Gabriel Martinelli tuvo la ocasión más clara del partido en el minuto 35. El brasileño detectó un hueco a la espalda de Ezri Konsa que entendió el otro Gabriel, Magalhães, lanzando un gran balón que llegó a Martinelli. Emi Martínez salió de su portería pero el once del Arsenal picó la pelota ligeramente, tan suave que Diego Carlos pudo llegar a tiempo para evitar el empate.

Tres minutos después el Arsenal volvió a llegar con peligro, con un disparo de Martin Odegaard tras una gran jugada entre Havertz y Gabriel Jesus que detuvo «el Dibu» con gran intuición. El Villa respondería con un mano a mano que falló Watkins en fuera de juego, pero poco más tarde, en el 41, Emiliano Martínez volvería a aparecer deteniendo un peligroso disparo desde la izquierda de Gabriel Jesus.

Tras esto, el Arsenal se fue al descanso por detrás en el marcador pero con sensaciones mejores de las que tuvo el City el miércoles. Mucho tiene que ver en esto Declan Rice como metrónomo en el medio campo, algo de lo que Guardiola careció con la baja de Rodrigo Hernández.

Segunda Parte

Los segundos cuarenta y cinco minutos comenzaron con una jugada polémica que no se revisó en la que los visitantes pidieron penalti de Douglas Luiz sobre Gabriel Jesus. Poco después, en el 56′, el Villa casi anota uno de los autogoles más clamorosos de la temporada. Emiliano Martínez saltó a blocar un saque de esquina cerrado del Arsenal, pero Ollie Watkins se metió entre el Argentino y el balón. El premio Yashin no acertó a atajar la pelota y el rechace golpeó en Watkins y después en el palo, parando los corazones de todos los aficionados locales.

En la segunda parte el Villa hizo gala de una lectura perfecta de la línea de fuera de juego y de las carreras de los extremos londinenses, que en el minuto 61 fue crucial para dejar en fuera de juego a Bukayo Saka tras un gran pase en profundidad de Rice. Saka sorteó a Martínez y anotó gol pero el linier levantó el banderín y la jugada fue invalidada.

La entrada de Diaby potenció su dupla con Ollie Watkins, culminando en un gran disparo del inglés que detuvo Raya tras una potente carrera del francés en el minuto 68. Tras los momentos más apabullantes del Villa, los cambios de Emery sacaron a flote a su equipo, dando algo de oxígeno a un centro del campo agotado a cambio de perder agudeza en las bandas.

Momento en el que Watkins y Emi Martínez casi anotan un desafortunado gol en propia puerta. Fuente: premierleague.com

Después de un pequeño bajón en el ritmo del encuentro fruto del cansancio, en el minuto 89 llegaría la jugada clave del partido. Tras un centro lateral, Kai Havertz remató a las redes de manera muy accidentada el rechace producido por la defensa local. La acción fue revisada, y entre las piernas y brazos de Cash, Havertz, Diego Carlos y Martínez, el VAR anuló el tanto por mano del atacante alemán. A pesar de que el contacto fue muy ligero, la trayectoria del balón fue desviada, lo que fue suficiente para que Jarred Gillett anulara la jugada.

El Villa resistió durante un descuento eterno para seguir con la leyenda de imbatibilidad de Villa Park y certificar la decimoquinta victoria liguera consecutiva en casa. Emery venció otra vez en el derbi de entrenadores ibéricos y McGinn fue el autor de un gol que coloca a los de Birmingham terceros, por delante del Manchester City y a solo dos puntos del liderato.

Los Jugadores

Otro partido exquisito del conjunto de Emery, pero en el que esta vez no brilló el ataque, sino una defensa disciplinada y dominante de la línea de fuera de juego. Emiliano Martínez volvió a ser decisivo y los cambios del técnico vasco aportaron una solidez defensiva muy necesaria para resistir a los últimos compases del encuentro. Otra vez fue John McGinn el jugador que puso el broche de oro a otro partido inolvidable para los que estuvieron esta noche en Villa Park.

Gabriel se enzarza en una pelea con los jugadores del Villa tras la anulación de su gol en el descuento. Fuente: premierleague.com

Un Arteta sentado en la grada vio la derrota de su equipo en un partido en el que sus pupilos podrían haber sacado un empate o quizás, una victoria. La decisión del vasco de colocar a Zinchenko en el marcaje de Leon Bailey fue uno de los errores en el planteamiento táctico. Durante los primeros minutos la banda derecha estuvo bastante desprotegida, lo que propició el gol de McGinn. Además, a jugadores decisivos como Odegaard o Saka les faltó el olfato goleador del que depende tanto este Arsenal.

Ficha Técnica

Árbitro: Jarred Gillett

Estadio: Villa Park

Entrenadores: Unai Emery (AVL) y Mikel Arteta (ARS)

Alineación Aston Villa 4-2-3-1: Martínez (GK); Digne (Moreno 77′), Torres, Diego Carlos, Konsa (Cash 65′); Kamara (Dendoncker 65′), Luiz; McGinn (C), Tielemans (Ramsey 55′), Bailey (Diaby 45′); Watkins,

Alineación Arsenal 4-3-3: Raya (GK); Zinchenko (Nelson 93′), Gabriel, Saliba, White; Havertz, RIce, Odegaard (C); Martinelli (Trossard 69′), Gabriel Jesus (Nketiah 80′), Saka.

Goles: 1-0 John McGinn 7′ (Leon Bailey), Gol Anulado Bukayo Saka 61′ (Declan Rice), Gol Anulado Kai Havertz 89′

Amonestaciones: Jarred Gillet sacó tarjeta amarilla a Diego Carlos, Digne, Douglas Luiz y a McGinn por parte del Aston Villa, y a Zinchenko y a Rice en el Arsenal.

Próximos encuentros

El Aston Villa (3º) se enfrentará en Londres ante el Brentford (11º) el domingo 17 de diciembre a las tres de la tarde, mientras que el Arsenal (2º) recibirá al Brighton (8º) en el Emirates con el mismo horario.

Estadísticas

Fuente: premierleague.com
Footer
Artículo anteriorVillarreal 0-3 Real Sociedad: El Villarreal paga los errores de la primera parte
Artículo siguienteLos tres puntos se quedan en Zorrilla
Ignacio Fernández Blanco
Estudiante asturiano de periodismo y comunicación audiovisual en Santiago de Compostela.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí