El cuadro albiazul logró un ajustado 0-1 ante el Terrassa que le permite seguir una ronda más en el torneo del K.O.

El Deportivo Alavés avanzó este martes una ronda más en la Copa del Rey. El conjunto albiazul se llevó la victoria del Olimpic de Terrassa por la mínima y entra en el bombo para la próxima eliminatoria. Con un inicio de partido un poco dubitativo, debido al césped artificial, el Glorioso fue esperando para acabar siendo el equipo que llevase el peso del partido, aunque no lo acabó de lograr. Es cierto que, tras un balón largo de Owono y un despiste defensivo del Terrassa, Xeber Alkain conseguía ver puerta para hacer el único gol de la tarde. Aunque el cuadro visitante pudo haber cerrado el partido antes de tiempo, el segundo gol se resistió. Produciendo en los tarrasenses un ápice de esperanza para buscar el empate. Pese a intentarlo de varias formas, el gol no llegó y el Alavés certificó el pase.

La cantera y la Copa

Los menos habituales se adueñaron del once de Luis García, que alineó a dos jugadores del filial, Víctor Parada y Unai Ropero. Siendo este partido el debut del lateral izquierdo con el primer equipo, ya que Unai ya lo había hecho en la temporada 2021/22, la del descenso, ante el Cádiz en Mendizorrotza. Ambos jugadores se mostraron participativos e incluso pudieron ver puerta, aunque no lo consiguieron. Luis García felicitó a ambos jugadores por el rendimiento sobre el verde e incluso aseguró que tiene «bastante fe» en Unai Ropero.

Tras el partido ambos jugadores se mostraron satisfechos con las oportunidades «siempre es bonito volver a tener minutos con el primer equipo» apuntaba Ropero, mientras que Parada comentó que «ha sido muy especial y no ha podido salir mejor. Muy agradecido al míster por la oportunidad, a mis compañeros por hacerme el debut tan fácil y a mis compañeros del filial porque es parte de ellos que yo esté aquí«.

Unai Roperos durante el encuentro. Fuente: DA

Ya son cuatro los jugadores del filial que han tenido protagonismo en Copa con el primer equipo. Selu Diallo y Tomas Mendes, ante el Depor Murcia, y Unai Ropero y Víctor Parada, ante el Terrassa. El técnico albiazul aseguró que había sido cuestión de necesidad, ya que la dualidad de Rubén Duarte hacia necesario traer un defensa y apostó por Parada en el lateral, ya que Keller se encuentra lesionado. Mientras que la sanción de Guevara para el fin de semana, le hizo buscar un mediapunta.

Footer
Artículo anteriorAlbacete Balompié – Villarreal B: Levantarse tras una dura derrota
Artículo siguienteEl Alba insiste, vence y convence ante el Villarreal B

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí