El año 2022 llegó a su fin y por ello pasamos a realizar un pequeño repaso de lo que ha sido este año para Osasuna Promesas.

Pocos son los equipos que pueden presumir de haber realizado un año tan sobresaliente. Uno de ellos, indudablemente, es Osasuna Promesas. Lograr el ascenso no es tarea fácil, pero, ¿qué les parece conseguir en el mismo año asentarse en la zona alta de la clasificación siendo un recién ascendido? Una hazaña vista por escasos equipos y es por ello, por lo que el 2022 de Osasuna Promesas, es de un merecido sobresaliente.

Comenzaba enero con una contundente victoria frente al Tropezón, que mantenía a los rojillos líderes. Más tarde llegaban las victorias por la mínima ante el Izarra y el Laredo, para ser el único equipo en España sin ser derrotado. Con febrero ya empezado, llegaba un empate a cero contra un rival directo como era la Real Sociedad C. Una semana después llegaría la primera derrota de la temporada, fue ante el San Juan por 3-4. El mes concluía con una nueva derrota ante el Arenas de Getxo y un empate frente al Burgos Promesas.

Primera derrota de la temporada ante el San Juan.
Fuente: Navarra.com

Marzo arrancaba con las victorias ante el Racing de Rioja y el Ardoi que acercaba más al conjunto rojillo al objetivo. Tras dichos triunfos llegaría un pinchazo en la visita al Peña Sport (3-3) y cerraban el mes con una goleada sobre el Cayón para seguir líder con 2 puntos de ventaja. En abril tocaba primero visitar tierras cántabras, visita que acabó en victoria por 0-3 al Rayo Cantabria. Posteriormente, llegó el empate 1-1 ante el segundo clasificado, el Sestao River y las victorias ante Naxara (2-0), UD Gernika (0-1) y UD Logroñés B (2-0).

El mes del ascenso matemático 

Daba comienzo mayo, el mes del ascenso, a falta de tan solo 3 puntos para sellar la presencia en la Primera RFEF. El primer partido fue ante el Mutilvera, encuentro que se complicó, ya que los rojillos se pusieron por debajo en el marcador en dos ocasiones, pero lograron rescatar un punto en el último suspiro (3-3). En la última fecha del campeonato, los dirigidos por Santi Castillejo no fallaron y derrotaron al Izarra por 2-1 en Tajonar para, ahora sí, ser oficialmente equipo de Primera RFEF.

Imagen de la celebración del ascenso de Osasuna Promesas a Primera RFEF.
Fuente: Diario de Navarra

Confianza plena en el proyecto que nos ha llevado al exito

Como bien dice el subtítulo eso es lo que hizo Osasuna, mantener a la plantilla que le ha llevado al ascenso con los mínimos movimientos posibles en el mercado. A pesar de ello se marcharon Aimar Oroz y Pablo Ibáñez al primer equipo y Joel Rodríguez, figura clave en la delantera, a Finlandia. Además Rabadán se lesionó de larga duración. Por ello se acometieron algunos fichajes como el de Ander Dufur, Marc Llinares, Barbero (del primer equipo), Kako Sanz o Sergio Moreno.

Tras el mercado veraniego y varios amistosos de preparación, el equipo ya estaba preparado para afrontar esta ilusionante temporada en una categoría desconocida.

Una primera mitad de temporada de ensueño

La primera fecha de esta nueva temporada en Primera RFEF enfrentaba a Osasuna Promesas ante el Atlético Baleares, encuentro que finalizó con 0-0 en el marcador. En la siguiente jornada, el conjunto navarro cosechada una brill0ante victoria, con remontada incluida, ante el Cornella por 1-3. Ante el Amorebieta en Tajonar, los rojillos vencieron por 2-1, empataron a 0 ante La Nucía y cayeron derrotados frente el Eldense por 0-2. El mes de septiembre finalizaba con el Promesas en octava posición.

Octubre daba inicio con una derrota ante uno de los favoritos, el Castellón, por 2-0, pero pronto se recuperaron los de Santi con la victoria por 1-0 ante el UD Logroñés. Nueva derrota a domicilio ante el Intercity y victorias frente a Calahorra (3-1) y Real Murcia (1-4). En noviembre, el Promesas empezó con derrota ante el Barça B (0-1), empate frente el SD Logroñés (1-1) y victoria «in-extremis» en Tajonar ante el Bilbao Athletic (3-2).

Osasuna Promesas encaraba diciembre en puestos de Play-off. El primer partido fue ante un rival directo, la Real Sociedad B, ante la que se logró sacar un punto (0-0). En Tajonar, los rojillos se mantenían sólidos venciendo por 3-0 al Nastic antes de caer derrotados injustamente en Irún por 1-0 y llegar al último encuentro del año para ganarlo por 2-0 al Sabadell.

Imagen del Promesas celebrando uno de los goles al Nastic.
Fuente: Twitter de Osasuna

De esta manera finalizaba un año excepcional y probablemente irrepetible para Osasuna Promesas, que había logrado el ascenso y finalizaba el 2022 en cuarta posición, es decir, en puestos de Play-off de ascenso a segunda división.

Daniel Arangay Martínez 
Footer
Artículo anteriorJuanfran Moreno, nuevo jugador del Real Oviedo
Artículo siguienteTambién hay que saber sufrir

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí