Osasuna venció al Nastic en la Copa del Rey para clasificarse a los octavos de final, pero generó muchas dudas y podría estar pasando por su peor momento en la temporada.

No convence

Los de Jagoba Arrasate no convencieron ante el Nastic ni mucho menos, se sufrió y de lo lindo. El gol tempranero de Kike García hacía presagiar una tarde tranquila en el Nou Stadi, pero una segunda parte espantosa en la que al conjunto navarro ni se le vio, ni se le esperó, hizo que el encuentro se complicase. Una más que discutible expulsión condicionó el partido y salvó a los rojillos de lo que parecía ser el fin de su andadura en esta Copa del Rey.

Parece como si Anoeta hubiese hecho mucho daño al equipo, ya que se le ve falta de actitud, falta de ganas, superados por momentos, sin ideas, con muchas dudas. Quizás todo esto pudiese venir ya de antes cuando ante el FC Barcelona, con todo a favor, Osasuna se relajó y se dejó remontar cuando contaba con el marcador a favor, con un jugador más y con la afición de su lado. Muchos se quejan de que solo contra ciertos equipos como es el caso de la Real Sociedad o Athletic es cuando a los rojillos le entra el miedo, pero lo del Nastic demuestra que no es así, el equipo sufre una pequeña crisis, una crisis por falta de actitud.

La misma historia de siempre

Nada de lo que está viviendo el conjunto rojillo es nuevo. Hay un patrón que se repite año tras año y es que cuando llega noviembre, diciembre y enero a Osasuna le empieza a temblar las piernas y comienza en bajón. Esta temporada, a causa del mundial, ha sido algo diferente y no tan evidente, pero el equipo llega de dos derrotas y una sufrida victoria. La primera derrota llegó contra el Barça el 8 de noviembre,  la segunda en diciembre ante la Real Sociedad y la victoria ante el Nastic, pero con muy malas sensaciones llega en enero.

La temporada pasada por estas fechas llegábamos de una dura derrota en El Sadar por 1-3 ante el Athletic y de la eliminación copera a manos del Girona que colmó el vaso. En los anteriores partidos los rojillos cayeron ante el Getafe, empataron contra el Barça, empataron contra el colista, empataron frente al Elche y perdieron ante Atleti y Real Sociedad. Hace 2 temporadas, Osasuna llegó a ir último en diciembre encadenando un mal inicio liguero, cayendo frente a Atleti, Sevilla, Barça, Betis, Real Valladolid y Villarreal, empatando ante Huesca, Elche y Alavés y empezándose a recuperar a partir de principios de enero.

Imagen de Oihan Sancet, autor de un hat-trick en la victoria del Athletic por 1-3 ante Osasuna.
Fuente: Athletic Club

Está claro que a Osasuna cuando llegan estas fechas le empiezan a ir las cosas mal, temporada tras temporada, no está claro si se trata de relajación, cansancio o falta de actitud. Es cierto que todos los equipos suelen tener un tramo de temporada en el que encadenan una serie de malos resultados y luego se recuperan, pero no por ello significa que no haya que hacer nada, y Jagoba deberá corregir ciertos aspectos para ir devolviéndonos la ilusión, y al equipo, los buenos resultados.

Daniel Arangay Martínez 
Footer
Artículo anteriorOFICIAL: Benoît Badiashile es nuevo jugador «blue»
Artículo siguienteOFICIAL: Andrey Santos, la nueva perla brasileña del Chelsea

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí