El Comité de Competición ha anunciado la clausura parcial del Cívitas Metropolitano por los insultos racistas proferidos a Nico Williams el pasado sábado en el Atlético de Madrid-Athletic. Permanecerá cerrado parcialmente en los dos últimos partidos de la temporada frente a Celta y Osasuna.

El colegiado del partido Martínez Munuera paró el encuentro cuando Nico le avisó de lo que estaba sucediendo. Nico Williams en DAZN: «Iba a sacar el córner y he escuchado sonidos de mono. Han sido pocos, gente tonta hay en todas partes. Espero que esto vaya cambiando poco a poco».

Zona clausurada

Según el artículo 57.1 del Código Disciplinario de la RFEF el Atlético de Madrid debe identificar antes del día 3 de mayo a las 12:00 horas la estructura de la grada que profirió los insultos, según el acta arbitral sería el sector del fondo sur.

Dicha zona será clausurada en los dos próximos partidos y los aficionados que suelen ocupar ese sector no podrán ser reubicados. La zona clausurada tendrá un mensaje visible de condena a los actos y conductas violentas, racistas, xenófobas e intolerantes en el fútbol y apoyo al juego limpio.

El Atlético de Madrid por su parte recurrirá la sanción del Comité de Competición para evitar el cierre parcial de su estadio en los dos últimos partidos de la temporada.

Daniel Borreguero Alvarado

Footer
Artículo anteriorFermín López: El distinto del FC Barcelona
Artículo siguienteUn líder amenazado
Daniel Borreguero
Madrileño de 18 años, apasionado del fútbol, redactor y comentarista en el podcast

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí