La Fundació Futbol Base Reus cayó en el Trofeu Ciutat de Reus por 2-3 ante el CE Sant Gabriel, conjunto que disputa la Tercera RFEF (dos divisiones por encima de las rojinegras). Las de Marc Mestres finalizaron el primer tiempo con ventaja de un gol, pero en el segundo tiempo las visitantes le dieron la vuelta al resultado.

Un día después de que el masculino derrotara al Villarreal ‘C’ en el Ciutat de Reus, era el turno del femenino. Las rojinegras se enfrentaban al CE Sant Gabriel, conjunto que disputa la Tercera RFEF y que en el pasado llegó a jugar en la Primera División del fútbol femenino español.

Los problemas de las visitantes

Las visitantes llegaban al duelo con una plantilla prácticamente nueva. Esto se debe a que la plantilla de la temporada pasada, que quedó campeona de la Copa Catalunya y consiguió un tercer puesto en Tercera RFEF, decidió finalizar su vinculación con el club debido a múltiples problemas. Entre los que encontramos que no habían recibido ninguna compensación económica al finalizar el curso pasado. Esto se debió, como explican en el comunicado que publicó el equipo, a una mala gestión de la directiva. Otro es que las jugadoras debieron de pagarse ellas mismas el material básico para partidos y entrenamientos. El último es que las jugadoras que decidieron darse de baja federativa debían pagar para irse. Después de dos meses de silencio, el club les hizo llegar un PDF donde se les obligaba a pagar 280 euros para conseguir la baja federativa. Esto hizo que el club confeccionara una nueva plantilla en cuestión de pocos días y a disputar el partido en Reus con algunas juveniles.

Antes de la disputa del enfrentamiento se presentó a la plantilla de esta nueva temporada. Marc Mestres alineó a Gemma Rius, en portería; Gemma Salvat, en el lateral derecho; Núria Martorell, en el lateral izquierdo; Ane Larrañaga y Abril Sala, en la zaga central; Cristina Becerra, en el pivote; Júlia Francesch y Irati Lazcano de interiores; Claudia Càrdenas en el extremo derecho, Mar Dalmau en el extremo derecho y Xenia Peris en punta.

Once inicial del Reus | Foto: Xavi Guix

Primer tiempo rojinegro

Pocos minutos después del inicio, Irati Lazcano hizo el primer tanto de gol olímpico. La interior de Vergara lanzó el saque de esquina muy cerrado y la guardameta no pudo hacer nada por detenerlo. Dos minutos después del primer gol, Mar Dalmau pilló mal colocada a la portera visitante y probó suerte desde lejos, pero Noelia Vizcaíno detuvo el balón con dificultades. Un Reus peligroso en el contraataque estaba sometiendo a un conjunto de dos categorías por encima. Pocos minutos después de la ocasión de Dalmau, las visitantes pudieron hacer el empate, pero una parada milagrosa de Gemma Rius lo impidió. La guardameta de Ginestar detuvo un disparo cercano que rechazó y luego la defensa reusense despejó el cuero. La siguiente ocasión de peligro local la tuvo Xènia Peris, que recibió un pase al hueco, pero la guardameta estuvo más rápida y se hizo con el balón. El Sant Gabriel, sufriendo en defensa por las rápidas combinaciones entre las interiores y el tridente ofensivo local, buscaba el gol de la igualada con balones en largo al hueco, esperando el desmarque de sus atacantes. Luego de esto, el colegiado pitó el final de los primeros 45 minutos.

La sentencia visitante

En el segundo tiempo, entre los cambios que más se notarían, serían las sustituciones de Gemma Rius, por Judith Cunillera, y Xènia Peris, por Naiara Sorribes. Esta última volvía a pisar el césped del Estadi Municipal después de estar alejada de los terrenos de juego por una lesión. Nueve minutos después del inicio, las visitantes colocaron el empate después de robar el balón en el centro del campo, realizar un pase filtrado al espacio y sorprender a Cunillera con un disparo alto que superó a la portera. Pese al tanto de la igualada, el Reus no bajó los brazos y buscó deshacer el empate. Cosa que casi consiguen dos minutos después del empate. La ejecución de una falta lateral se fue por encima de la portería, pero por muy poco. Pero el Sant Gabriel no perdonó en la siguiente ocasión de peligro que tuvo, y en el minuto 56 hizo el segundo con un disparo desde la frontal que Cunillera no pudo detener. Ambos equipos buscan conseguir un nuevo tanto y el afortunado fue el Reus. La meta visitante cometió penalti sobre Carla Vázquez. La extrema rojinegra intentó rematar el esférico, pero la portera la golpeó al atrapar el balón y el colegiado señaló pena máxima. La encargada fue Irati Lazcano, la hoy capitana del equipo, que no desaprovechó la oportunidad y lanzo el balón al palo izquierdo de la meta, que adivinó el lado, para hacer el empate. El Reus, que no desistía, buscaba el gol del desempate para poder alzarse con el trofeo, pero a pocos minutos del final, las visitantes desempataron el encuentro. Pese a que las locales seguían creyendo, no consiguieron igualar el partido y el árbitro pitó el final.

Mar e Irati celebrando el gol de la igualada local | Foto: Xavi Guix

Caer plantando cara

Gran papel de las rojinegras ante un conjunto de dos divisiones por encima de ellas. Aunque la temporada vaya a ser larga y difícil, este resultado genera buenas sensaciones por lo bien que han competido.

Foto de ambos equipos | Foto: Xavi Guix

Inicio de la liga

El próximo duelo de las reusenses el próximo 10 de septiembre en la primera jornada del campeonato liguero. El Reus deberá enfrentarse al Verdú fuera de casa a las 17:00 en el Camp de Futbol Municipal de Verdú.

Footer
Artículo anteriorEl Antequera no puede ante todo un Real Madrid Castilla con Nico Paz liderando al equipo blanco
Artículo siguienteAD Ceuta 0-0 Recre: Rubén Gálvez salva los muebles en Ceuta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí