Tras las salidas de un desafortunado Arribas y un olvidado Delmás, el club valora una próxima rescisión de contrato, siendo el perjudicado en este caso el albaceteño Jaime Romero.

Una fichaje frustrado

Jaime Romero llegó a las filas del FC Cartagena el pasado mes de septiembre, siendo este el último jugador en incorporarse a las filas del cuadro albinegro. Es cierto que llegaba de no jugar durante varios meses, pero su buena relación con Luis Carrión fue esencial para oficializar su fichaje por el efesé.

No obstante, el nivel del manchego no fue como Carrión y la directiva esperaba, ya que cada vez que entraba al césped su ausencia era cada vez mayor con el paso de los partidos.

Jaime Romero, en un entrenamiento con el FC Cartagena. Vía: Murcia Plaza.

Estadísticas de Jaime Romero con el FC Cartagena

Tan sólo 6 partidos han sido suficientes para valorar el rendimiento de Jaime Romero en el equipo dirigido por Luis Carrión.

No solo ha sido un fichaje de poco nivel y poco acertado por parte de la directiva, ya que su poca implicación por su parte también ha sido importante para su futura rescisión de contrato. Momentos como los que dejó en Lugo (no darse cuenta que llevaba un pendiente en la oreja a la hora de saltar al campo), son síntomas de la escasa implicación que tuvo con el  FC Cartagena.

 

Footer
Artículo anteriorEn memoria: Txetxu Rojo
Artículo siguienteEl Sporting pone fin al 2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí