Esta temporada han vuelto a debutar bajo las órdenes de Ernesto Valverde hasta seis canteranos nuevos. Entre los diferentes cachorros de Lezama han acumulado un total de más de 4000 minutos y varios con más de 30 partidos en la actual campaña. 

Hay muchos equipos de fútbol que a lo largo de su historia han rentabilizado sus canteras al máximo. Equipos como el Ajax, el Barcelona o el Real Madrid son algunos de los clubes que más canteranos aportan al nivel más alto, pero sin duda, el Athletic Club es uno de esos conjuntos que más ha aprovechado su cantera, Lezama.

Telmo Zarra, «Piru» Gainza, José Ángel «El txopo» Iribar, Julen Guerrero, Muniain o Nico Williams son algunos de los cientos de jugadores que han llegado a primera división tras formarse en Lezama. Y esta temporada, como no iba a ser menos, han vuelto a debutar hasta seis nuevos canteranos en el primer equipo del Athletic.

Unai Gómez, el «Rocky» de Bermeo

El joven bermeano fue el primer cachorro en debutar la presente campaña bajo las órdenes de Ernesto Valverde. Unai lo hizo de titular en la primera jornada ante todo un Real Madrid. Sin embargo, solo jugó 45 minutos ese día, pero dejó grandes destellos en La Catedral.

Ha terminado jugando 33 partidos, en los cuales ha sido titular en once de ellos, dos goles (ante Real Betis y UD Las Palmas) y un partidazo en la final de Copa ante el Mallorca. Él mismo dijo que era el encargado de lanzar el último penalti de la tanda, pero por «suerte» no llegó su turno.

Unai Gómez durante un partido | Fuente: Athletic Club

Imanol García de Albeniz, de más a menos en el equipo

Una vez recuperado de su lesión de Tendón de Aquiles, pudo realizar la pretemporada con Valverde. Las lesión de Yuri y el mal rendimiento de Íñigo Lekue, le hizo debutar, al igual que Unai, en la primera jornada ante el Madrid, aunque, en este caso, entrando desde el banquillo.

Sin embargo, a pesar de hacer buenos partidos al inicio, un mal encuentro ante el Valencia «sentenció» al de Gallarta y solo ha podido disputar 10 partidos (seis de titular y cuatro de suplente).

Imanol durante un partido | Fuente: Transfermarkt

Beñat Prados, la gran irrupción

Sin duda, la gran revelación de la temporada del Athletic. Estuvo apunto de salir cedido al Cádiz, sin embargo, Valverde decidió apostar por él y se ha convertido en el pivote titular del equipo junto a Íñigo Ruíz de Galarreta. Al igual que Gómez, ha jugado 33 encuentros, titular en la final de Copa y más de 2000 minutos.

El de la txantrea debutó en la segunda jornada de LaLiga EA Sports en El Sadar ante Osasuna, saliendo de suplente y ocupando la demarcación de lateral derecho, donde no había jugado nunca.

Beñat Prados conduciendo el balón | Fuente: Marca

Unai Egiluz, poca presencia, pero campeón de Copa

El joven vizcaíno solo ha disputado un partido con el primer equipo del Athletic. Su debut se produjo el 1 de noviembre de 2023 ante la UE Rubí, en la primera ronda de la Copa del Rey. 

Salió como titular y disputó los 90 minutos, lo que le permitió terminar siendo parte de la plantilla que surcó la ría en La Gabarra. 

Mikel Jauregizar, el segundo bermeano

Uno de esos jugadores que no tienen la fama de gran jugador, pero que con mucho trabajo, se terminan haciendo un hueco en el Athletic Club. Jauregizar debutó, también, en Copa, aunque en este caso en la segunda ronda ante el CD Cayón. 

Debido a las bajas de jugadores cómo Galarreta, Vesga o Dani García, el de Bermeo ha terminado disputando hasta 10 encuentros con los zurigorris. Además, destaca por robar el balón que permitió al Athletic sumar tres puntos en el último minuto ante Las Palmas y el gol de Iñaki Williams al Barcelona en los Cuartos de final.

Jauregizar en su debut ante el CD Cayón | Fuente: Web oficial del Athletic

Aingeru Olabarrieta, una de las grandes joyas de Lezama

A veces el fútbol crea historias muy bonitas y la del joven alavés comenzó de una forma preciosa. Aingeru es una de las mayores promesas de la cantera rojiblanca y su debut se produjo ni más ni menos que en la despedida de Iker Muniain y Raúl García de San Mamés. 

A penas jugó 10 minutos, pero el extremo zurdo mostró a su afición grandes destellos de calidad y un desparpajo en un chico de 18 años que hacía mucho que no se veía.

Desde luego que en el Athletic las cosas pueden ir mejor o peor, ganar títulos o no, jugar Europa o quedarse en mitad de tabla, pero saben que Lezama nunca les va a fallar. 

Artículo realizado por Jon Martínez Beato

Más artículo en la web de Muy de Fútbol

Footer
Artículo anteriorEl efecto Marcelino
Artículo siguienteInglaterra 0-1 Islandia: Inesperado tropiezo inglés en Wembley antes de la Eurocopa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí