Martin Braithwaite ha sido el único futbolista de la plantilla blanquiazul que ha viajado al Mundial de Qatar con su selección. Sin embargo, el ariete espanyolista ha tenido que hacer las maletas antes de lo previsto. 

El equipo «revelación»

Después de alcanzar las semifinales de la última edición de la Eurocopa y de hacer un papel más que digno en la Nations League, Dinamarca llegaba a este Mundial de Qatar con las expectativas muy altas.

Kasper Hjulmand había sido capaz de crear un bloque muy sólido, donde Martin Braithwaite estaba teniendo minutos y era una pieza importante en el esquema del técnico de Aalborg. Tanto era así, que la mayoría de aficionados al fútbol colocaban a Dinamarca como una selección que podía hacer grandes cosas en esta copa del mundo e incluso dar la campanada dejando fuera a alguna de las favoritas.

Los jugadores daneses después de golear a Gales por 0-4 en los octavos de final de la Eurocopa 2020. Fuente: La Nación

Golpe de realidad

Dinamarca iniciaba su andadura en la copa del mundo enfrentándose a Túnez, un equipo con una plantilla de un nivel inferior a la danesa y con pocas posibilidades de pasar a la siguiente ronda. Sin embargo, las Águilas de Cartago plantaron cara e hicieron un partido más que digno, donde pudieron sumar de tres ante una Dinamarca que salió dormida y que parecía dar por bueno el empate.

Las cosas se iban a complicar para los daneses después de concluir la segunda jornada. Los de Kasper Hjulmand se veían las caras por tercera vez en este 2022 ante la Selección Francesa, que no ganaba a La Dinamita Roja en partido oficial desde la Eurocopa del 2000. Sin embargo, esta vez sí lo iba a hacer, gracias a un doblete de Mbappé.

El tercer partido era crucial para los intereses de la selección escandinava y solamente le valía sumar de tres ante Australia, que llegaba con 3 puntos tras vencer a Túnez por la mínima. Pero el destino iba a ser cruel con los daneses, que veían pasar los minutos y no conseguían desnivelar la igualada. En el otro partido, Túnez daba la sorpresa ante Francia y eran los norteafricanos los que tenían el pase a octavos. En ese momento, Australia se echó al ataque y pudo establecer el 1-0 definitivo. Dinamarca se había quedado última de grupo con un punto.

Los jugadores de Dinamarca tras caer eliminados ante Australia. Fuente: Luis de Freitas

Una pérdida de relevancia notable

Dejando de lado el rendimiento colectivo y centrándonos en la figura de Martin Braithwaite, durante este Mundial hemos podido comprobar como el futbolista de Esbjerg ha perdido protagonismo en esta selección danesa.

En la primera jornada, Kasper Hjulamnd no contó con Braithwaite para tratar de llevarse los primeros tres puntos ante Túnez y prefirió apostar con otros jugadores de perfil ofensivo como Cornelius o Dolberg. Su debut en esta Copa del Mundo no se iba a dar hasta la segunda jornada, cuando Braithwaite salía desde el banquillo tras el paso por el túnel de vestuarios. A pesar de que tuvo muy poca presencia sobre el verde, estuvo a punto de poner a su equipo por delante en un remate que se marchó al poste. Hjulmand, ante el juego pobre que estaban ofreciendo sus delanteros titulares, optó por alinear a Braithwaite desde el inicio en el último encuentro de la fase de grupos. Sin embargo, el delantero perico tampoco iba a responder y culminaba una fase de grupos desastrosa, con muy pocos minutos y donde no supo ayudar al equipo.

Martin Braithwaite jugando ante Francia en el Mundial. Fuente: @rcdestats1

¿Cómo está siendo su temporada?

Desde que Martin Braithwaite llegó al Espanyol, debido a los pocos recursos que tiene Diego Martínez en la delantera, se ha convertido en un fijo. Con 3 goles, se sitúa como el segundo jugador con más gol de la plantilla, algo que no le viene nada mal a un conjunto blanquiazul que no lo está pasando bien durante este primer tramo de la temporada.

Sin embargo, el nivel que venía mostrando Braithwaite durante las últimas jornadas ha sido pésimo y esto se ha visto reflejado en el Mundial. El exjugador blaugrana desaparece en muchos momentos del partido y aporta muy poco, tanto cuando parte desde la banda, como cuando se coloca en doble punta con Joselu. Debido a la situación por la que está pasando el Espanyol, a Braithwaite se le puede exigir mucho más de lo que da. Por más que muchas veces deje destellos, su temporada está siendo bastante pobre y ahora tendrá tiempo de descansar y de volver a los entrenamientos con el grupo para preparar la vuelta a la competición doméstica.

Braithwaite tras poner el 0-1 definitivo ante el Athletic Club. Fuente: La Grada
Footer
Artículo anteriorOsasuna Promesas logra un punto en Zubieta
Artículo siguienteTerrassa FC-RCD Mallorca ‘B’: Vistas diferentes

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí