El Sporting tras la derrota del pasado Sábado, encadena siete partidos sin ganar y la situación preocupa.

El equipo del Pitu Abelardo encadena ya siete partidos sin ganar y se sitúa en tierra de nadie tras la derrota contra Las Palmas. Es cierto que de esos siete partidos sin conseguir oler la victoria, se consiguieron cinco empates y contra equipos punteros de la liga, como por ejemplo el Alavés.

El equipo gijonés empezó bien la liga, logrando grandes resultados. Un 4-1 al Andorra, un 1-3 a la Ponferradina, un 2-0 al Eibar hizo soñar a una ciudad que estaba ilusionadísima de por si, con la llegada del Grupo Orlegi, con los fichajes de Cote, Jony, Cali y con la ansiosa renovación de Djuka.

El Sporting se redime ante su afición con su victoria frente al Eibar
Celebración del gol de Pedro Díaz al Eibar. Fuente: Mundo Deportivo

Tras estos buenos resultados el equipo se desinfla otra temporada más, ya son siete partidos sin conseguir sumar de tres y si que es verdad que las ultimas derrotas han sido muy ajustadas y contra equipos candidatos a estar arriba, pero la situación cansa, y el discurso del Pitu mucho más.

El discurso que nos está trasladando el Pitu Abelardo es de equipo pequeño, y somos el Sporting. Se refugia en que no tenemos plantilla para ascender, cosa que solo ve él. Después de fichar al capitán de Boca Juniors, al mejor lateral izquierdo de la categoría y retener a jugadores importantes, nos vende que no hay equipo.

Abelardo: “Gijón es mi lugar en el mundo por lo deportivo y lo personal. Mi vida está vinculada a esta tierra” - miGijón
El Pitu en una entrevista en Mareo. Fuente: miGijón

Todos los sportinguistas estamos de acuerdo en que es un proyecto a largo plazo, no tenemos la necesidad de ascender, pero si de estar entre los ocho primeros hasta el final y eso también lo saben los nuevos directivos. El Pitu siempre será el entrenador ideal para el Sporting, pero tras los fichajes, renovaciones (ya nombradas) y los abonos mas caros de los últimos años, que menos que luchar por estar arriba.

Lógicamente el Pitu es el primero que quiere que las cosas salgan bien, para ello debe de cambiar el discurso y tiene una oportunidad única este mes de Diciembre, el próximo Jueves visitamos el Anxo Carro, recibimos el Domingo a las 16:15 al Cartagena, nos vamos al Tartiere a disputar el primer derbi de la temporada y para acabar, el 21 nos vamos a Soria, para disputar un gran partido de Copa del Rey.

Dicho esto, en Gijón no se habla de otro entrenador que no sea el Pitu, pero este mes tiene que espabilar si no quiere acabar el año en la calle.

Footer
Artículo anteriorFin al sueño de Senegal
Artículo siguienteAbel Bretones, el expreso de Langreo
Ricardo Suárez Bedia
Sporting como filosofía de vida

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí