Desatada la polémica en los micrófonos, era el turno del Barça para hablar sobre el césped. Demostrar que quieren más que nadie hacerse un hueco en las semifinales de la Champions. El rival es duro, sí. Uno de esos que te hacen ‘picar el anzuelo’ y arman contrataques con balas por los costados. Que te presionan y corren como los que más. Pero, de momento, el primer asalto ha acabado, y el que ‘ha pegado más fuerte’ ha sido Xavi Hernández.

Hay que echar la vista atrás, cuatro temporadas en concreto, para ver la última vez que el equipo de la ciudad condal se presentó en unos cuartos de final. Lo cierto es que esto no pareció hacer mella en los blaugranas. Raphinha, el MVP de la noche, adelantaba a los suyos en el marcador. Pero fue en el segundo tiempo cuando el FC Barcelona tuvo que tirar de ADN y, sobre todo, de orgullo. Una remontada que dejó helado al Parque de los Príncipes, y que supone volver a casa, a Montjuic, con el marcador a favor.

Pedri asistiendo Raphinha. Fuente: FC Barcelona. Vía: X

Queda lejos la última vez que el club de los Messi, Ronaldinho o Puyol alzó la orejona. Allá por 2015. Más lejos queda todavía poder decir que este cuadro de Xavi será campeón. Únicamente suposiciones. Mejor centrémonos en el momento. Para el FC Barcelona es un pequeño paso en la eliminatoria , pero un paso de gigante para que el aficionado culé vislumbre los primeros brotes verdes del ADN Barça.

Escrito por Daniel Sánchez Pérez.

 

Footer
Artículo anteriorDa Luz, podría decidir el Benfica – Marsella
Artículo siguienteBayer Leverkusen – West Ham United: Xabi Alonso quiere todo
Dani Sánchez
18 años, estudiante de Periodismo y Comunicación audiovisual en Madrid y, por encima de todo, apasionado del fútbol.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí