«Es mi sueño, es mi ilusión», predicó Vicente Iborra al ser preguntado por su vuelta al Levante UD, el club de su vida, pocos minutos después de ser proclamado ganador de la Conference League con el Olympiacos FC. Ahora, su regreso a casa está más cerca que nunca, siempre que La Liga lo permita.

El retorno final 

El jugador valenciano cumplió el sueño de los aficionados en la temporada 22 – 23, en la que bajó al barro de Segunda División para tratar de sacar a su equipo del infierno de la categoría de plata. Sin embargo, y tras no lograr el ascenso a Primera División en la final de los Playoffs contra el Deportivo Alavés, el de Moncada se vió obligado a abandonar Orriols.

Vicente Iborra en el césped del Ciutat de València junto a sus hijos tras perder la final del PLayoff. / Fuente: @v8iborra

El palmarés europeo del jugador

El veterano centrocampista partió a Atenas para hacer frente a su nueva aventura en el Olympiacos FC, equipo donde disputó treinta partidos y anotó una diana. Bajó el mandato de José Luis Mendilibar, el valenciano también jugó como titular la final de la Conference League, y fue participe, con la asistencia a El Kaabi, del gol de la victoria. Junto a este nuevo título, que se suma a los conseguidos en el Sevilla FC y el Villareal CF, Iborra ya cuenta con cinco trofeos europeos en su palmarés.

Vicente Iborra besa el título europeo junto a la bandera de España y la bandera de la Comunidad Valenciana. / Fuente: @v8iborra

A la espera de la RFEF 

Tanto el jugador como el club comulgan en el deseo de que el eterno ’10’ vuelva a vestir de blaugrana. No obstante, se encuentran a la espera de las políticas y condiciones que imponga La Liga sobre el Fair Play financiero del equipo granota y el valor económico de Vicente Iborra, ya que pese a no proceder de una de las cinco grandes ligas, su participación en la competición europea podría suponer un problema.

El 30 de junio Iborra será un jugador libre y estará cada vez más cerca de su casa, donde podría cumplir su sueño y devolver a la élite al club de sus amores.

María Garrote Cuñat

Footer
Artículo anteriorUnai Simón, el Zamora a una mano
Artículo siguienteDinamarca 1-1 Inglaterra: La ‘Three Lions’ malgasta una bala para clasificarse

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí