La anfitriona de la Eurocopa tiene como objetivo recuperar el nivel que le caracterizaba. Han sido tres fases finales ruinosas las que nos ha dejado Alemania en su historia reciente, cayendo en fase de grupos en Rusia 2018 y Qatar 2022, y siendo eliminado en octavos en la Euro 2020.

Una generación que ilusiona

Alemania ha sufrido un relevo generacional en el que los Klose, Lahm, Schweinsteiger… Han sido sustituidos por jugadores de la talla de Rüdiger, Musiala o Kimmich entre otros. Esta hornada de jugadores ha devuelto la esperanza a un pueblo alemán necesitado de alegrías.

La explosión del Stuttgart y la irrepetible temporada del Bayern Leverkusen han permitido aportar jugadores a la selección alemana que puedan servir de unidad «B». Esta ha sido una de sus grandes asignaturas pendientes, la falta de jugadores que puedan paliar los contratiempos que surgen durante un gran torneo, como lesiones, expulsiones…

Por último, la vuelta de Kroos es el factor más ilusionante y al que se agarran los alemanes para poder disputar esta Euro. Un jugador con ambición, que viene de ganarlo todo con el Real Madrid y en los últimos partidos de su carrera, dará el máximo por volver a acercar a Alemania a la gloria continental.

Kroos resucita a Alemania - AS.com
Kroos con la camiseta de Alemania, Fuente AS

Recuperar el trono que algún día le perteneció

Las generaciones actuales probablemente vean a Alemania como una selección de segundo escalón, una selección que no opta a grandes títulos. Incluso puede que esté en la peor etapa de su historia. Históricamente los alemanes han sido respetados por el planeta fútbol, una selección que nunca había caído de fase de grupos en mundiales, de los cuales tiene 4, cifra solo superada por la «canarinha«. Con grupos de jugadores históricos, como el del mundial del ´90, donde coincidieron leyendas como Lothar Matthäus o Rudi Völler. Y que prácticamente ejercían un duopolio con los brasileños, con los que se compartían la hegemonía mundial.

Su último gran logro fue el mundial de 2014, conseguido en la prórroga con aquel mítico gol de Götze. Una selección dirigida por Joachim Löw, quien enseña a Alemania un estilo ofensivo caracterizado por la posesión de balón, llegando a afirmar que: «España siempre es nuestro ejemplo«. Aquel plantel tal vez no tenía estrellas, pero era un equipo, juntaron a viejas glorias como Lahm o Klose con jóvenes que apuntaban muy alto como Götze o Draxler. Esta unión de leyendas con promesas se puede equiparar a la actual Alemania, donde no imperan las grandes estrellas y donde los jugadores experimentados tienen mucho que aportar a los nuevos.

Quién ganó y qué pasó en el Mundial 2014? | DAZN News ES
Götze levantando la copa del mundo

 

Footer
Artículo anteriorEl Espanyol «golpeó» primero, 0-1 en El Molinón
Artículo siguienteLas favoritas para la Eurocopa
Eloy Rico
Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual. Amante del fútbol y del Atlético de Madrid. Aparezco en el podcast de muydefutbol y en sus redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí