Ser el líder del frente de ataque del FC Barcelona significa ser aquel sobre el que recae el peso de una de las dos mayores entidades del fútbol español. Dicho así, no parece una tarea con la que tenga que lidiar un chico de 16 años. Lamine Yamal es la excepción.

Sin presión

29 de abril de 2023. O lo que es lo mismo, 15 años, 9 meses y 16 días. Es el tiempo que le bastó al canterano de Can Barça para presentarse al Camp Nou, y convertirse así en el jugador más prematuro en debutar en la Liga.

Es cierto que no está siendo una campaña asombrosa, en lo que a estadística se refiere, pero el buen entendedor de este deporte sabe que no todo son los números. Lamine está siendo ese jugador que desequilibra la zaga rival. El que genera con cada toque, ya sea un pase, un centro o un regate. El que se atreve a meter una marcha más al partido. Es de esta forma como podemos valorar el estilo de juego y el talento del español.

Y es que debemos poner en valor al blaugrana como lo que es, una anomalía futbolística. No es normal que un jugador de 16 años haya cogido las llaves del proyecto de Xavi Hernández, uno con grandes figuras y veteranos, y dé la sensación de que la presión no hace mella en él.

Ya sabemos que se dice de los canteranos que se hacen un hueco en el primer equipo, que son «hijos de la ruina». Quizás sea cierto, en vista a los problemas del equipo de la Ciudad Condal. Pero cuando tienes un talento tal como Lamine Yamal, solo puedes cuidar y tener paciencia con lo que será, seguro, un futuro brillante.

 

Lamine Yamal. Fuente: Barcelona. Vía: X

Daniel Sánchez Pérez

Footer
Artículo anteriorReal Sociedad 1-2 PSG: Mbappé arruina el sueño a los txuri-urdines
Artículo siguienteReal Madrid – Leipzig: Ancelotti no se fía
Daniel Sánchez
18 años, estudiante de Periodismo y Comunicación audiovisual en Madrid y, por encima de todo, apasionado del fútbol.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí