Con el 2022 ya finalizado, pasamos a hacer un repaso a lo que ha deparado este año en Osasuna.

Un paso adelante

Echando la vista atrás al año que acabamos de dejar, podemos afirmar que Osasuna ha dado un paso adelante en el ámbito deportivo.

El 2022 no comenzó para nada bien en el conjunto navarro con la dolorosa derrota ante el Athletic en casa y la eliminación en Copa del Rey dando una imagen deplorable, de un equipo que no jugaba a nada. Tras unos días un tanto convulsos, la tranquilidad llegó a El Sadar con la victoria ante el Cádiz y Granada. Llegó febrero con tres partidos complicados, en los que se lograron 3 puntos y llegados a marzo, la racha cambió en Osasuna, con 6/9 puntos.

Llegó abril con los deberes prácticamente hechos y fue el 1 de mayo cuando los rojillos lograron la salvación matemática. El final de temporada dejó mucho que desear y es que los dirigidos por Jagoba se relajaron y acabaron regalando, en la última jornada, el noveno puesto.

Imagen del gol que le daba la salvación matemática a Osasuna ante el Elche.
Fuente: As.com

Se acometieron varios refuerzos en verano que le dieron un salto de calidad al equipo como el de Rubén Peña, Moi Gómez o Ez Abde. Tras la pretemporada, se dio el pistoletazo de salida a una nueva temporada que comenzó muy bien para los rojillos, sumando 5 victorias y 2 derrotas en 7 partidos. La resaca del empate en el Bernabéu pasó factura con 2 derrotas, pero pronto volvieron los buenos resultados hasta plantarse en diciembre en séptima posición.

El año finalizó con una derrota ante la Real Sociedad, pero sí se podía observar a un equipo que había encontrado la regularidad suficiente para anclarse en la zona alta de la clasificación e ir pensando en cosas mayores, tanto en Liga como en Copa del Rey.

La amargura de las despedidas

Este año quedará grabado en la retina de los aficionados rojillos con un toque de amargura, puesto que se han despedido dos auténticos emblemas de este club. Sin ellos, la historia de Osasuna jamás podría ser contada al completo y son dos figuras que aguantaron el chaparrón de los años más complicados en la historia del club. Hablamos de Oier y Roberto Torres.

Imagen de los dos grandes capitanes abrazados.
Fuente: Diario de Navarra

El de Estella anunció su retirada al final de la pasada temporada. Disputó su último encuentro ante el Mallorca y su último gol fue ante el Getafe, justo el partido después de que anunciase su adiós. Se despidió ante la afición en un acto muy emotivo.

Asimismo, la despedida de Roberto Torres no fue tan especial como hubiésemos querido todos. Se anunció que se iba el pasado jueves y no tuvo la oportunidad de participar en su último partido. Hoy se ha realizado una nueva y emotiva despedida para poner el fin a una historia de amor de 17 años.

Nuevos propósitos para este 2023

Nuevo año y nuevos propósitos para Osasuna. Este año con unos propósitos, quizás, más ambiciosos que otros años. En primer lugar, el objetivo es recuperar las buenas sensaciones que se han perdido en el último partido del año y tratar de empezar enero con buen pié.

Otro de los objetivos para el conjunto navarro, es el de superar los octavos de final de la Copa del Rey, puesto que ya son 12 los años sin lograr superarlo y tratar de llegar lo más lejos posible en esta edición de la Copa del Rey.

Por último, Osasuna debe tratar de, en base a mantener la regularidad del 2022, luchar por meterse en puestos de acceso a competición europea. Porque este año sí, hay equipo para ser ambiciosos y el objetivo debe ser volver a viajar por Europa.

Imagen de Osasuna en la última vez que jugaron la Europa League.
Fuente: Diario de Navarra
Daniel Arangay Martínez 
Footer
Artículo anteriorJuan Foyth, el primer campeón del mundo en marcar
Artículo siguienteNottingham Forest 1-1 Chelsea: Aurier amarga a los `blues´ en el primer partido del año

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí