El Villarreal ni juega ni defiende. La solidez defensiva de la anterior campaña ya es pasado y la ilusión por la Champions es simplemente una ilusión. Salidas como las Pau Torres, talismán de la defensa, han dejado al club a la deriva.

(Photo by Aitor Alcalde/Getty Images)

Problemas defensivos

La principal problemática del Submarino Amarillo apunta a la defensa, esta temporada no se está demostrando la solidez defensiva tuvo la anterior campaña. La salida de Pau Torres al Aston Villa ha calado en la zaga, pero aún así, el Villarreal  intentó suplir la baja con la cesión de Matteo Gabbia del Milán, pero no triunfó. Prueba de ello es la reciente vuelta del jugador a Italia.

Un dato bastante preocupante, son los 38 goles en liga que lleva en contra el Villarreal. Como bien decía Marcelino:

«Para ser competitivos hay que corregir los errores defensivos, pues la mayoría de los goles que nos encajan son por culpa de fallos en la defensa»

Para solucionar esto, el Villarreal ha traído de vuelta a Eric Bailly, jugador que Marcelino ya conoce de su primera etapa como groguet. Ante el Valencia volvió a debutar en el minuto 15 sustituyendo a Albiol por lesión. A pesar de la derrota, el jugador marfileño jugó bien y se vio que tenía una buena salida con el balón, cosa que el Villarreal necesita.

Eric Bailly, en su vuelta a Villarreal
Erik Bailly posando tras la revisión medica. Fuente: Cope

Entrenadores

Esta temporada por el Villarreal han pasado hasta tres entrenadores, el primero de ellos Quique Setién, quién sería destituido tras una pretemporada mejorable y un comienzo de la competición que dejó mucho que desear. El segundo fue Pacheta, que tras lucir un juego poco efectivo y encadenar malos resultados condicionó la vuelta de Marcelino. El actual entrenador ha dicho muchas veces que necesitan mejorar en muchos aspectos para poder competir por algo.

Quique Setién firmó para sustituir a Unai Emery. El entrenador acabó la temporada pasada como 5º clasificado, pero en esta temporada tras solo conseguir 3 puntos de 12 posibles, el 5 de septiembre fue destituido.

Pacheta fichó por el Villarreal el 9 de Septiembre pero, tras dos meses con un juego irregular y malos resultados, fue destituido.

Marcelino  volvió  al Villarreal el 13 de Noviembre, tras 7 años. A pesar de la clasificación como primeros de grupo a octavos de Europa League y cosechar buenos resultados, aún falta por pulir la faceta defensiva. Para ello, el mercado de fichajes de invierno puede ser clave para que el Submarino Amarillo no se hunda.

Consulta la posición actual de Villarreal: Clasificación Liga EA Sports

Marcelino, entrenador del Villarreal, en rueda de prensa.
Marcelino en una ruede de prensa. Fuente: Estadio Deportivo

Falta de actitud en el Villarreal 

Una de las cosas importante que le falla a este Villarreal es la actitud pasiva. Muchos jugadores en el campo se relajan y arrastran por el campo.

Un ejemplo claro de la actitud que le falta al equipo es el de Ilias Akhomach, uno de los jugadores que muestra buena actitud En el último partido contra el Valencia, llegó a encarar el solo contra la zaga defensiva.

Otro de los que poseen la actitud que necesita el equipo es Ramón Terrats. A pesar de que no fue su mejor partido contra el Valencia, si se ve que tiene ganas de jugar y demostrar su juego. En el partido  contra el Atleti, donde el Villarreal perdió 3-1 , el español salió frustrado llorando, demostrando que le dio rabia perder ese partido.

Terrats después del partido contra el Atlético de Madrid. Fuente: Eldesmarque

Javier Cruzado Villarín

Footer
Artículo anteriorAdrián Calderón, nuevo entrenador del Reus Femení
Artículo siguienteRefuerzos que estaría buscando el FC Barcelona

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí