El FC Cartagena no comenzó la temporada como ellos esperaban y entraron en una muy mala dinámica que no consiguieron revocar hasta esta segunda vuelta. A pesar de haber estado casi media temporada como colistas, la llegada de Julián Calero al banquillo albinegro cambió las tornas. En el momento en el que, en invierno, pudo incorporar a jugadores de su gusto, el equipo dio un giro de 180º y han conseguido alejarse de la zona de descenso. Aún así la permanencia no está asegurada y se vivirán las ocho jornadas restantes como ocho finales. Estas son las cinco claves de la salvación:

Ganar a los rivales directos:

A pesar de que los ocho partidos restantes son muy importantes, habrá tres jornadas clave en las que se enfrentarán a tres rivales directos: Alcorcón, Tenerife y Huesca, situados a cinco, dos y también dos puntos respectivamente. Esos nueve puntos que están en juego han de ganarlos para ver el descenso con algo más de tranquilidad y así aumentar distancias entre ellos.

Hacerse fuertes en casa:

Para esta recta final de temporada el Cartagonova debe convertirse en un fortín. Los cinco partidos que se disputarán en el feudo albinegro (los tres mencionados anteriormente más ante el Oviedo y el Valladolid) han de ser peleados hasta el final e impulsados por el factor afición que, en este tramo de temporada, está más presente que nunca y haciéndose notar.

La afición recibiendo al equipo en el Cartagonova. Fuente: La opinión de Murcia

Según ha afirmado el técnico en rueda de prensa, llegar a los cincuenta puntos les permitiría estar, casi con un pie y medio, en segunda un año más. Es por ello que tendrán que aprovechar los partidos como locales para lograr dicho objetivo.

Pelear puntos:

El calendario del efesé no es para nada fácil ya que, cuando no se enfrenten a un rival, directo les tocará hacerlo ante un equipo que estará luchando o bien por los play-offs o bien por el ascenso directo. Y es que tanto Oviedo, Éibar y Espanyol luchan por el una plaza en la Liga EA Sports, lo que implica que las dinámicas y plantillas de estos clubes no serán fáciles de afrontar.

Sin embargo, Levante y Sporting de Gijón se encuentran en media tabla, sin opciones de descenso y con una entrada a play-offs muy difícil. A pesar de ser fuera de casa serán dos buenas oportunidades para intentar rascar algún punto debido a que prácticamente no se juegan nada.

La defensa:

Un factor primordial será que el equipo siga siendo esa muralla defensiva que está siendo últimamente. En los últimos doce partidos tan solo han encajado ocho tantos y el guardameta Raúl Lizoain lleva tres partidos dejando la portería cero, una racha que sería muy positiva alargarla.

Raúl Lizoain parándose un penalti. Fuente: Onda Regional de Murcia

Los albinegros esta campaña no han sido muy goleadores, por lo que, para compensar esa escasez de gol, una buena defensa es la mejor solución.

Sanciones y lesiones:

Raro ha sido el partido en el que en la convocatoria del Cartagena no ha habido una baja, ya sea por lesión o por sanción. La enfermería este año ha estado muy poblada, pudiendo destacar la larga lesión de Arnau Solá, la de Luis Muñoz o las de Kiko Olivas.

Luis Muñoz marchándose del campo lesionado. Fuente: X

El poder contar con toda la plantilla al 100% para este último tramo de la temporada será un factor diferencial que le permitiría a Calero cualquier tipo de esquema y rotación.

Estas son las cinco claves de la salvación para que el FC Cartagena pueda continuar en La Liga Hypermotion y poder hacer realidad el milagro albinegro.

Sofía Bernal Martínez

Footer
Artículo anteriorManolo González, el entrenador del siglo XXI con peor arranque del Espanyol en Segunda
Artículo siguienteAthletic 1 (4)-(2)1 Mallorca: ¡Los leones ganan su 24ª Copa del Rey, 40 años después!
Sofía Bernal Martínez
Apasionada del deporte en general y del fútbol y baloncesto en particular. Juego al baloncesto y me encantaría ser periodista deportiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí