Inglaterra ha disputado ya dos encuentros en esta Euro 2024, en los que ha obtenido 4 puntos. Enfrentándose a rivales mucho más débiles a priori, la ‘Three Lions’ no ha cuajado el juego convincente que se esperaba de una aspirante al título.

La selección inglesa ocupa la primera posición del grupo C, siendo el único combinado del grupo que ha conseguido vencer algún partido. Sin embargo, esos 3 puntos ante Serbia se dieron en un partido más ajustado de lo que debería haber sido, con unas sensaciones agridulces para los británicos.

Con la oportunidad de mejorar esa dinámica del primer encuentro y asegurar el pase a octavos, Inglaterra se debía medir a Dinamarca en el día de ayer en esta segunda jornada. Pero nada más lejos de la realidad, ya que la que estuvo más cerca de llevarse el encuentro fue la selección de Hjulmand. Los de Southgate no pudieron pasar del empate, incluso peligró la consecución de ese punto.

Estrellas que juegan por separado

La verdadera sensación de un equipo que debería estar arrasando es que en realidad no son un equipo. Bien sabemos que es complicado que jugadores que normalmente no juegan juntos se entiendan a la perfección, pero el nivel de esta Inglaterra es decepcionante.

Los jugadores ingleses lamentándose tras su eliminación en el Mundial 2022 | Fuente: El Confidencial

Jugador por jugador, es probablemente la selección más fuerte junto a la de Francia, disponiendo de un banquillo envidiable. Sin embargo, las lentas asociaciones, falta de entendimiento y varios déficits en el terreno de juego provocan que no den la imagen que se espera de ellos.

En el día de ayer, un Bellingham desaparecido, un Kane que no contactaba con balón, un Rice errático y sin nadie que diese un paso adelante, Inglaterra parecía no tener plan alguno. Con ello, perdió la oportunidad de hacer un pleno en un grupo bastante asequible para sus cualidades.

Todas las miradas apuntan al mismo sitio

Gareth Southgate lleva ya mucho tiempo bajo un constante cuestionamiento de su nivel en el banquillo. La generación inglesa es prodigiosa desde hace años, pero pese a llegar a la final en la última Euro 2021, no ha logrado exprimir el verdadero nivel de sus jugadores.

En esta convocatoria ha dejado un carril zurdo debilitado, donde tan solo tiene un lateral izquierdo que aún no se ha recuperado de lesión: Luke Shaw. Ante ello, está teniendo que hacer uso de un lateral derecho, Kieran Trippier, para solventarlo momentáneamente.

Además, dejó fuera a Grealish, un extremo izquierdo puro, y coloca en esa demarcación a Foden, donde se ha demostrado que puede sacar mucho menos rendimiento. De esta forma, su dinámica sigue sin convencer.

Cambios con poco sentido

Como hemos mencionado, Inglaterra tiene jugadores en el banquillo que a muchas selecciones les encantaría tener como titulares. Pese a ello, muchos apenas han tenido (o directamente no han tenido) minutos en los 180 disputados.

Bowen, Mainoo, Palmer y Gordon en el banquillo de la selección inglesa | Fuente: @EURO2024

Teniendo poco control del partido, tal como sucedió con Dinamarca, se entendería que entrasen jugadores como Palmer, con buen pie y desequilibrio, o incluso como Wharton, del Crystal Palace. Sin embargo, la entrada habitual es de Gallagher, un jugador más rompedor en defensa, por Alexander-Arnold.

Con ello, la selección tendrá una última oportunidad para clasificarse como primera de grupo ante Eslovenia. Los de Southgate buscarán mejorar sus sensaciones de cara a un probable pase a octavos de final.

Por Frank López

Footer
Artículo anteriorEl Albacete dice adiós a una de sus leyendas
Artículo siguientePolonia 1-3 Austria: Los austríacos se meten en la pelea por la clasificación
Frank López Moreno
Estudiante de Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona. Nacido en Montornés del Vallés. Podcast ‘Perforando la red’, redacción y comentando el Sevilla y Premier League en mi cuenta de X.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí