El sábado 1 de junio, el Borussia Dortmund se enfrenta al Real Madrid en la cita más importante de su historia reciente. Han pasado 27 años desde que el conjunto alemán se proclamó campeón de Europa por primera vez. Ante un rival galáctico, los negriamarillos cuentan con una oportunidad de hacer historia. 

En una competición como la Champions League no existen las casualidades. Sí, la magia y la mística forman parte del umbral fantástico de la competición. Por eso es la mejor del mundo. Pero, siendo sinceros, nadie se planta en una final continental por coincidencias. En definitiva, todo pasa por algo. 

El Borussia Dortmund, por mérito y capacidad, se ha metido en la final de la Copa de Europa de 2024. Será la tercera de su historia. La última cita tuvo lugar en el año 2013, cuando perdieron frente a su eterno rival, el Bayern Múnich, en los últimos minutos de partido. Aquel gol de Robben aún retumba en la cabeza de los aficionados del Westfalenstadion.

Tifo de los héroes del 97, campeones de Europa. Fuente: Goal

Sin embargo, el sueño y la voluntad por ser campeones el sábado pasa por el año 1997. Aquella temporada, el Borussia Dortmund se citó en la final de la Champions League ante una de las mejores Juventus de la historia. Un equipo con Zidane, Del Piero, Deschamps, Vieri… Una «scuadra» invencible en Italia y vigente campeona de la competición por aquel entonces.

Los teutones también contaban con estrellas de calibre mundial como Matthias Sammer (recibió el balón de oro pocas semanas después del partido), el delantero Kohler o el talento innato del centrocampista portugués Paulo Sousa. El partido, dominado desde el inicio por los alemanes, finalizó con un claro 3-1. El Dortmund conquistaba el continente por primera y única vez en toda su historia.

1996/97 Borussia Dortmund - Juventus 3-1: Crónica | UEFA Champions League | UEFA.com
Borussia Dortmund campeón de 1997. Fuente: UEFA

Siendo una de las mejores aficiones del mundo, los seguidores del Borussia intentarán hacer de Wembley una olla a presión. El próximo 1 de junio tienen enfrente, posiblemente, al mejor equipo del mundo. El rey máximo de la competición. El Real Madrid parece incluso invencible en finales europeas. Parten como favoritos hacia la decimoquinta. Si a eso le sumas que será el último partido de Kroos en el Madrid y la reciente remontada ante el Bayern, parece imposible que se dé de otra forma.

Pero miren. Si hay un equipo hoy en Europa que se ríe de los favoritismos, ese el Borussia Dortmund. Partían como el equipo con menos posibilidades de ser campeón tras el sorteo de cuartos. Sufrieron un baño ante el Atlético de Madrid en la ida y se los comieron en la vuelta. En semifinales, parecía que el todopoderoso Mbappé arrancaría de cuajo la ilusión teutona. Ni apareció. El sábado, no son para nada favoritos… ¿Y qué? Sobreponerse y pelear es el evangelio de un equipo con espíritu y ganas de hacer historia. Las casualidades no existen, y el mejor escenario posible es el templo del fútbol inglés. Wembley será la máquina del tiempo hacia el 97, para volver a ser campeones.

Escrito por Pablo Almohalla.

 

Footer
Artículo anteriorUn submarino amarillo en lo mas alto de Europa
Artículo siguienteEstudiantes La Plata 3-4 Huachipato: Villanueva, sobre la bocina, deja afuera al «pincha» de la Libertadores
Pablo Almohalla
Dirección de Muy De Fútbol. Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual en Madrid. Amante del fútbol retro y la Premier League.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí