Cristiano Ronaldo disputará la sexta Eurocopa de su carrera, convirtiéndose en el futbolista con más participaciones de la historia de la competición, de la cual es también máximo goleador, dejando en segundo lugar a Michel Platini. El 18 de junio es la fecha marcada en el calendario de Cristiano para comenzar el camino que le lleve a levantar lo que sería el tercer título con su selección y la segunda Eurocopa para Portugal.

Cuestión de tiempo

El tiempo es algo inexorable. Un tesoro, por llamarlo de alguna manera, que hace cambiar, madurar y crecer a las personas (las dos últimas no en todos los casos). Este deja atrás la juventud, agilidad o explosividad de un jugador, prácticamente sin que te des cuenta. Pero también nos brinda la posibilidad de poder valorar lo que disfrutamos y admiramos de nuestros futbolistas favoritos, precisamente porque sabemos que no durará para siempre. En estos casos, suele recurrirse a aquello de «el cerebro le funciona más rápido que las piernas».

Tras la exhibición ante Irlanda con dos dianas en uno de los amistosos de preparación para la Eurocopa, Cristiano Ronaldo dijo que sabía que no le quedaban muchos más años de fútbol, pero que cada año que pasa es un regalo y trata de disfrutarlo al máximo. Palabras punzantes que estremecen al amante de este deporte. Labios que saben a una cercana despedida, sabiendo que pronto tocará sacar el pañuelo para decir adiós a uno de los mejores jugadores de la historia.

Cristiano Ronaldo celebrando el gol a Irlanda. (Photo by MIGUEL RIOPA/AFP via Getty Images)

El tiempo a sus pies

Otra temporada tipo de ‘CR7’. Las cifras y récords se le caen de los bolsillos, y aún así se utiliza el relato prefabricado de «es una liga menor». Sí, sobre máximo goleador de la historia del fútbol.

Cristiano Ronaldo en el tercer gol de Portugal. (Photo by Carlos Rodrigues/Getty Images)

Cristiano Ronaldo es eterno. Debe de ser el único ser humano capaz de haber contrarrestado en la medida de lo posible al tiempo. Ponerlo a sus pies. Treinta y nueve años, una vida dedicada al fútbol. La misma ambición de siempre, más si cabe con el paso de los años. La copa busca campeón y Cristiano alzarla al cielo de Alemania en su último baile.

Escrito por Daniel Sánchez Pérez

Footer
Artículo anteriorAustria 0-1 Francia: Francia sufre pero no decepciona y Mbappé da el susto
Artículo siguienteLuis Suárez: La última bala del pistolero
Daniel Sánchez
18 años, estudiante de Periodismo y Comunicación audiovisual en Madrid y, por encima de todo, apasionado del fútbol.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí