Luis Suárez se enfrenta al último gran torneo de su carrera deportiva. El «killer» uruguayo desea quitarse la espina del Mundial y levantar con su país la Copa América. Representa una historia llena de pasión, grandeza y sacrificio.

Uruguay es el segundo país más pequeño de Sudamérica. Cuenta con alrededor de 3,4 millones de habitantes. Para hacernos una idea, es la mitad de la población residente en la Comunidad de Madrid. Una nación famosa por sus playas paradisíacas, su exquisita carne y su talento futbolístico. 

Parece imposible que en un país como Uruguay nazcan tantos futbolistas de élite. Quizá sea la esencia futbolística lo que mantiene viva la fábrica de talentos charrúa. Hablo del fútbol de la calle. De la vereda. En llegar con las zapatillas rotas y el balón bajo el brazo. En esas condiciones nació un futbolista sensacional que dirá adiós al fútbol de élite en poco más de un mes: Luis Alberto Suárez Díaz. 

El delantero del Inter de Miami llega a la cita continental en la recta final de su carrera deportiva. Con 37 años de edad, el de Salto se prepara para decir adiós al fútbol. No existe mejor forma de retirarse de la selección que ganando la Copa América.

Luis Suárez en el Mundial 2018. Fuente: Onefootball

UN EQUIPO CAPAZ Y UNA GRAN OPORTUNIDAD

Federico Valverde, Ronald Araújo, José María Giménez, De la Cruz, Ugarte, Darwin Núñez… entre otros, tratarán de ayudar al pistolero en su lucha para ser campeón del continente. Porque, a pesar de no ser la estrella de su país, Luis Suárez aporta a sus compañeros la sangre y experiencia del veterano. Ha sido y es mucho más que un simple delantero. Es el ídolo de toda una generación. 

En frente se encontrarán a equipos temibles como la Brasil de Vinícius o la Argentina campeona del Mundo. Colombia también jugará sus cartas. Pero Uruguay, sin duda, estará ahí. Preparada ante una oportunidad histórica de convertirse en la nación con más títulos de Copa América de la historia.

68 goles como internacional con Uruguay. Fuente: Onefootball

UN PASADO EXTRAORDINARIO Y UNA LEYENDA PARA LA HISTORIA

La trayectoria deportiva de Luis Suárez carece de sentido. El joven que salió de Nacional se consolidó en el Ajax como una de las promesas más importantes de Europa. Explotó en el Liverpool, siendo máximo goleador de la competición nacional, lo que le catapultó al Barcelona en el año 2014. Allí, en la ciudad condal, acompañó a Neymar y a Leo Messi para conformar la mejor delantera del siglo, escribiendo las páginas más gloriosas de su carrera como delantero. 

En 2016, Luis Suárez consiguió la Bota de Oro del fútbol europeo contra un Cristiano Ronaldo y un Lionel Messi que se ubicaban en el mejor momento físico de sus carreras. En 2020, el delantero de Salto fichó por el Atlético de Madrid para hacer a los de Simeone campeones de liga tras 7 años de ausencia. 

Ahora, tras un breve paso por Nacional, Grêmio e Inter de Miami, el pistolero se prepara para el adiós definitivo. Solo queda dar las gracias a Luis Suárez por hacernos partícipes de sus hazañas deportivas. Sin duda, quedará enmarcado como uno de los mejores nueves de todos los tiempos. Le queda una bala, e irá directa hacia la copa. 

Luis Suárez será recordado como uno de los mejores delanteros de la historia. Fuente: Onefootball

Escrito por Pablo Almohalla

Footer
Artículo anteriorLa última Eurocopa de Cristiano
Artículo siguienteUnai Elgezabal, primer refuerzo para los granotas
Pablo Almohalla
Dirección de Muy De Fútbol. Estudiante de Periodismo y Comunicación Audiovisual en Madrid. Amante del fútbol retro y la Premier League.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí